Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

No podemos dar la espalda a los 'Lázaros de hoy'

El Arzobispo Thomas Wenski eleva su voz sobre inmigración durante foro en la Universidad de Miami

English Spanish

El Arzobispo Thomas Wenski se dirige a un foro de la Universidad de Miami sobre "¿Quién es nuestro vecino? Inmigración a la luz de la doctrina social de la Iglesia", que tuvo lugar en el Newman Alumni Center, el 21 de octubre de 2019.

Fotógrafo: MARLENE QUARONI | FC

El Arzobispo Thomas Wenski se dirige a un foro de la Universidad de Miami sobre "¿Quién es nuestro vecino? Inmigración a la luz de la doctrina social de la Iglesia", que tuvo lugar en el Newman Alumni Center, el 21 de octubre de 2019.

CORAL GABLES | Durante el Foro sobre Religión y Vida Pública, en la Universidad de Miami, el Arzobispo Thomas Wenski afirmó los derechos y la dignidad de los migrantes, desde los refugiados sirios a los asilados mexicanos, al valerse de sus 18 años defendiendo a la comunidad haitiana de Miami.

En medio de los debates nacionales sobre inmigración, cada vez más virulentos y que a menudo culpan a las víctimas, el Arzobispo invitó a los participantes a considerar “quién es nuestro prójimo” a la luz de la compasión del Evangelio y la doctrina social de la Iglesia.

El arzobispo Thomas Wenski se dirige a un foro de la Universidad de Miami sobre "¿Quién es nuestro vecino? Inmigración a la luz de la de la doctrina social de la Iglesia", que tuvo lugar en el Newman Alumni Center, el 21 de octubre de 2019.

Fotógrafo: MARLENE QUARONI | FC

El arzobispo Thomas Wenski se dirige a un foro de la Universidad de Miami sobre "¿Quién es nuestro vecino? Inmigración a la luz de la de la doctrina social de la Iglesia", que tuvo lugar en el Newman Alumni Center, el 21 de octubre de 2019.

El P. Philip Tran, capellán del Ministerio Católico en la Universidad de Miami, y Patrick Stewart, director ejecutivo de Desarrollo de UM, Facultad de Artes y Ciencias, escuchan al Arzobispo Thomas Wenski hablar en el foro sobre "¿Quién es nuestro prójimo? Inmigración a la luz de la doctrina social de la Iglesia", que tuvo lugar en el Newman Alumni Center, el 21 de octubre de 2019.

Fotógrafo: MARLENE QUARONI | FC

El P. Philip Tran, capellán del Ministerio Católico en la Universidad de Miami, y Patrick Stewart, director ejecutivo de Desarrollo de UM, Facultad de Artes y Ciencias, escuchan al Arzobispo Thomas Wenski hablar en el foro sobre "¿Quién es nuestro prójimo? Inmigración a la luz de la doctrina social de la Iglesia", que tuvo lugar en el Newman Alumni Center, el 21 de octubre de 2019.

“Cristo vino a salvar ‘al más pequeño, al último y al perdido’. Dios se pone del lado de los pobres, los oprimidos, los marginados, y nosotros también podemos y debemos ponernos de su lado”, manifestó. “En Lampedusa, el Papa Francisco advirtió contra la ‘globalización de la indiferencia’. Los balseros de nuestros días, como aquellos refugiados africanos en el Mediterráneo o los haitianos en el Caribe, son Lázaros modernos que sufren en la miseria a nuestras puertas”.

El noveno foro anual, patrocinado por el Departamento de Religión, tuvo lugar el 21 de octubre. El prelado ha defendido la inmigración durante toda su vida, y fue director de Caridades Católicas y de la Red Católica de Inmigración Legal (CLINIC, por su sigla en inglés).

El Arzobispo ofreció un punto de vista histórico sobre la ambivalencia de los estadounidenses en cuanto a la inmigración y las restricciones de los desplazamientos. El partido del Saber Nada (Know-Nothing), de la década de 1850, se opuso a la inmigración católica de alemanes hacia el Medio Oeste, y de irlandeses hacia el Este, por considerarla una amenaza a la seguridad de los estadounidenses protestantes nativos.

El influjo de inmigrantes polacos e italianos en la década de 1920 llevó al Congreso a promulgar leyes para restringir la inmigración con severidad, de modo similar a lo que proponen en la actualidad grupos como NumbersUSA y el asesor de la Casa Blanca, Stephen Miller.

 

ANTICATOLICISMO

“Siempre me sorprende que muchos católicos no estén conscientes de que el nativismo antiinmigratorio que surgió en el siglo XIX y que hoy perdura, ha sido y es una señal de un profundo anticatolicismo que debe ser eliminado por completo de nuestra conciencia nacional. Escuché decir a comentaristas en programas radiales —y lo leí en blogs—que los obispos están a favor de la inmigración sólo porque buscamos nuevos católicos para llenar los bancos vacíos en nuestras iglesias”, dijo. “Pero nuestra defensa de los inmigrantes va más allá de un interés particular. Es una aplicación vivida del mensaje del Evangelio mismo: ‘Fui forastero y me acogiste’”.

Michelle Maldonado, profesora de estudios religiosos en la Universidad de Miami, y Leonidas Bachas, decano de la Facultad de Artes y Ciencias de UM, escuchan al Arzobispo Thomas Wenski hablar en un foro de la universidad sobre "¿Quién es nuestro vecino? Inmigración a la luz de la doctrina social de la Iglesia", que tuvo lugar en el Newman Alumni Center, el 21 de octubre de 2019.

Fotógrafo: MARLENE QUARONI | FC

Michelle Maldonado, profesora de estudios religiosos en la Universidad de Miami, y Leonidas Bachas, decano de la Facultad de Artes y Ciencias de UM, escuchan al Arzobispo Thomas Wenski hablar en un foro de la universidad sobre "¿Quién es nuestro vecino? Inmigración a la luz de la doctrina social de la Iglesia", que tuvo lugar en el Newman Alumni Center, el 21 de octubre de 2019.

La migración es parte integral de la historia humana, como lo fue para los judíos en Egipto y Abraham en Canaán, explicó el Arzobispo. “Y poco después de su nacimiento, Jesús y la Sagrada Familia fueron refugiados en Egipto, como los millones de sirios y venezolanos desplazados en países vecinos”.

Informó que en la actualidad hay más de 63 millones de refugiados, muchos atrapados en campamentos desde Turquía a Bangladesh, y miles más varados a lo largo de la frontera con México. Pero el gobierno estadounidense anunció que, para el próximo año fiscal, el límite de refugiados será de 18,000, el más bajo desde 1980.

 

DERECHO A MIGRAR

El Arzobispo Wenski afirmó que las personas tienen derecho a migrar para mantenerse, y que los indocumentados tienen derechos humanos que se deben respetar. Los refugiados y los solicitantes de asilo deben recibir protección, hasta temporalmente, incluidos casi 3,000 haitianos y 600 cubanos que en los pasados 18 meses fueron interceptados en el mar y devueltos a sus países. Las naciones tienen derecho a controlar sus fronteras, dijo, pero las obligaciones con la solidaridad triunfan sobre la soberanía. Citó cómo Estados Unidos no permitió la entrada al barco St. Louis en la década de 1930, con refugiados judíos, de los cuales 253 murieron más tarde en el Holocausto.

El sistema actual ha creado una subclase de 10 millones de indocumentados sin derechos laborales, que son deshumanizados y etiquetados como delincuentes, a pesar de que sólo incumplen con la ley civil.

“En la experiencia de los Estados Unidos, la economía necesita trabajadores inmigrantes, e incluso aquellos sin documentos legales pueden encontrar trabajo”, señaló. “Para solucionar el problema de la inmigración no hay que demonizar a los ‘ilegales’. Los Estados Unidos siempre han sido una tierra de promesas y oportunidades para quienes están dispuestos a trabajar duro. Podemos mantener nuestra seguridad nacional y las fronteras seguras sin que el país, que es una nación de inmigrantes, deje de ser una tierra de promesa u oportunidad”.

Louis Hernández, un ex-alumno de la Universidad de Miami, pregunta qué puede hacer la Iglesia Católica para unir a los católicos en varios temas políticos durante una sesión de preguntas y respuestas después de la charla del Arzobispo Thomas Wenski, en un foro de la universidad sobre "¿Quién es nuestro vecino? Inmigración a la luz de de la doctrina social de la Iglesia", que tuvo lugar en el Newman Alumni Center, el 21 de octubre de 2019.

Fotógrafo: MARLENE QUARONI | FC

Louis Hernández, un ex-alumno de la Universidad de Miami, pregunta qué puede hacer la Iglesia Católica para unir a los católicos en varios temas políticos durante una sesión de preguntas y respuestas después de la charla del Arzobispo Thomas Wenski, en un foro de la universidad sobre "¿Quién es nuestro vecino? Inmigración a la luz de de la doctrina social de la Iglesia", que tuvo lugar en el Newman Alumni Center, el 21 de octubre de 2019.

Si bien los ricos y quienes están altamente cualificados encuentran la manera de migrar, la defensa de la Iglesia se centra en los pobres y en quienes no tienen poder. “La globalización nos ha hecho vecinos, pero no nos ha convertido en hermanos y hermanas. Para que eso suceda, tendremos que escuchar más a Mateo, Marcos, Lucas y Juan, que a Stephen Miller y a quienes abogan por restringir la inmigración”, observó.

 

TPS, DACA

Para la Iglesia, un buen lugar para comenzar sería la extensión del Estatus de Protección Temporal (TPS) para los haitianos y centroamericanos, y la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). Pero “una reforma abarcadora con una vía de legalización para quienes ya trabajan en los Estados Unidos y con provisiones para enfrentar las necesidades futuras de mano de obra, aliviaría el flujo de trabajadores indocumentados en el país y permitiría una mejor dirección de la frontera”, sostuvo el Arzobispo.

Alejandro Capote, de la iglesia St. Augustine, en Coral Gables, también ve la inmigración a través del lente del Evangelio.

“Si quiebra a la humanidad, me lastima a mí. Si no intervengo, soy parte del problema. ¿Cómo podemos trabajar unidos para amar a nuestro prójimo? Y qué mejor lugar para hacerlo que en un intercambio de ideas en un ambiente universitario”, reflexionó Capote. “Debemos comenzar a generar un consenso para establecer la cooperación, un enfoque equilibrado. Espero que (la Iglesia) pueda guiar a nuestros funcionarios electos a encontrar un enfoque común... ¿Cómo promovemos la justicia y también defendemos la dignidad humana de las personas aquí, que es un derecho absoluto?”

Rae Williams, estudiante de ciencias políticas de la Universidad de Miami y vicepresidente del capítulo Amnistía Internacional de UM, pregunta sobre los Servicios Legales Católicos durante la sesión de preguntas y respuestas que siguió a la charla del Arzobispo Thomas Wenski en un foro de la universidad sobre "¿Quién es nuestro vecino? Inmigración a la luz de la doctrina social de la Iglesia", que tuvo lugar en el Newman Alumni Center, el 21 de octubre de 2019.

Fotógrafo: MARLENE QUARONI | FC

Rae Williams, estudiante de ciencias políticas de la Universidad de Miami y vicepresidente del capítulo Amnistía Internacional de UM, pregunta sobre los Servicios Legales Católicos durante la sesión de preguntas y respuestas que siguió a la charla del Arzobispo Thomas Wenski en un foro de la universidad sobre "¿Quién es nuestro vecino? Inmigración a la luz de la doctrina social de la Iglesia", que tuvo lugar en el Newman Alumni Center, el 21 de octubre de 2019.

Patrick Stewart, director ejecutivo de donaciones extraordinarias en la Universidad de Miami, dijo que apreciaba la perspectiva católica.

“Me pareció interesante escuchar algo de la historia, y cómo la Iglesia ha formulado sus opiniones sobre la inmigración y la manera en que enfrenta el tema como defensora de la reforma migratoria por largo tiempo”, dijo. “La mayor parte de lo que le escuché decir fue alentador, porque creo que su línea (es correcta), que un individuo puede ser reducido a un problema. Creo que en realidad me he sentido frustrado porque se ven crímenes tan obvios, como quitarle un hijo a su madre y separar familias, sabiendo que estás perjudicando a estos niños por el resto de sus vidas y que, de alguna manera, la gente siente que se justifica”.

Stewart también observó la culpabilidad de los países desarrollados en la migración desde los países pobres. Citó cómo después de que Haití lograra su independencia, Francia le obligó a restituir pagos y otras naciones le socavaron. “No creo que se hable de lo que hemos tomado de otros países del mundo, y de los países de donde provienen los inmigrantes”.

 

DIGNIDAD HUMANA

Gary Cameron, capellán de la UM para la Comunidad Cristiana Interuniversitaria (InterVarsity Christian Fellowship), dijo que más allá de “una acalorada discusión en Facebook”, debe haber un pensamiento más claro. Le agradó que se reconociera el derecho de las naciones a controlar las fronteras, y también la dignidad humana.

“Estuve en Canadá un par de años. Son muy exigentes sobre cómo entras y sales, y nosotros también deberíamos serlo. Pero aprecio su punto de tomarlo caso por caso. El ejemplo del barco judío que no pudo entrar, eso pudo haberse tratado caso por caso, por respeto a su dignidad humana”, comentó. “No me agrada el intento de deshacernos de todos estos jóvenes que crecieron aquí, y luego enviarlos de regreso a un país que nunca han visto”.

El profesor David Kling, presidente del Departamento de Estudios Religiosos, señaló que, en los últimos años, tanto demócratas como republicanos han vacilado sobre la inmigración, y que la Iglesia ofrece una base moral coherente de normas que van más allá de la conveniencia política.

“No fue una enseñanza específicamente católica, sino una que muchos cristianos adoptarían, sean protestantes, católicos o de otro tipo”, dijo Kling. “Aquí en Miami, la inmigración siempre ha sido un tema muy importante, y tuvimos la suerte de tener al Arzobispo. Me parece que es una voz profética que exhorta a los líderes a un criterio más elevado”.

Corregido el 22 de noviembre de 2019: La persona en la fotografía con Michelle Maldonado es Leonidas Bachas, decano de la Facultad de Artes y Ciencias de la Universidad de Miami, no Paul DeMarie, como se indicaba en el pie de foto original.

Peter England y Julie Romero, de la iglesia St. Louis en Pinecrest, toman notas durante la charla del Arzobispo Thomas Wenski en un foro de la Universidad de Miami sobre "¿Quién es nuestro vecino? Inmigración a la luz de la doctrina social de la Iglesia", que tuvo lugar en el Newman Alumni Center, 21 de octubre de 2019.

Fotógrafo: MARLENE QUARONI | FC

Peter England y Julie Romero, de la iglesia St. Louis en Pinecrest, toman notas durante la charla del Arzobispo Thomas Wenski en un foro de la Universidad de Miami sobre "¿Quién es nuestro vecino? Inmigración a la luz de la doctrina social de la Iglesia", que tuvo lugar en el Newman Alumni Center, 21 de octubre de 2019.


Latest News

Breaking News

Feature News

Parish News

School News

Columns

Homilies

Statements