Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

Servicios para ancianos ahora entregan comida de forma móvil

Guarderías para adultos, lugares de reparto de comida de Caridades Católicas se ajustan a la amenaza del coronaviru

English Spanish

WILTON MANORS | En respuesta a la creciente pandemia COVID-19 y su creciente amenaza a los ancianos, Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Miami ha cambiado a un programa móvil de entrega de comida para unos 700 ancianos en el sur de la Florida.

Peter Routsis-Arroyo, director ejecutivo de Caridades Católicas, dijo por teléfono el 16 de marzo, que el cambio logístico impacta a los lugares de reparto de comidas de la agencia, en el condado de Miami-Dade, que sirven comidas nutritivas y calientes a hombres y mujeres de 60 años o más.

El cambio también concierne a sus centros de cuidado diurno para adultos en el condado de Broward, que ayudan a adultos discapacitados y a ancianos que requieren cuidado durante el día.

Los clientes de la guardería de adultos Centro Oeste en Davie, dirigida por Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Miami, se unen en oración al comenzar un día de actividades en esta foto de archivo de junio de 2019. En respuesta a la amenaza del coronavirus, Catholic Charities ha comenzado a entregar comidas a domicilio a los clientes de sus servicios para ancianos y programas de comidas para grupos.

Fotógrafo: LINDA REEVES | FC

Los clientes de la guardería de adultos Centro Oeste en Davie, dirigida por Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Miami, se unen en oración al comenzar un día de actividades en esta foto de archivo de junio de 2019. En respuesta a la amenaza del coronavirus, Catholic Charities ha comenzado a entregar comidas a domicilio a los clientes de sus servicios para ancianos y programas de comidas para grupos.

Actualmente, el condado de Broward está reportando el mayor número de casos de coronavirus confirmados en el estado, según el Departamento de Salud de la Florida. Hasta el mediodía del 16 de marzo, la Florida reportó 155 casos positivos de COVID-19 y cuatro muertes en todo el estado asociadas con el virus.

“Tenemos 12 centros de ancianos y ya no podemos reunirnos allí para repartir los 700 almuerzos al día, así que trajimos personal para ayudar en la entrega de las comidas para aliviar parte de la carga", dijo Routsis-Arroyo.

Algunos de esos centros de ancianos están afiliados a las instalaciones de vivienda de Catholic Health Services, como la residencia St. Vincent de Paul y St. Monica Gardens, en el condado de Miami-Dade. Otros están afiliados a parroquias, como los centros de ancianos St. John Bosco y Gesu, en Miami. Otros son operados por Caridades Católicas, como los centros de ancianos Malcolm Ross y South Dade.

La entrega de comida la está realizando el personal interno, en algunos casos se han hecho arreglos para llevar la comida a domicilio en conjunto con el estado de la Florida.

"Las instrucciones indican decirle a las personas mayores que coloquen una silla delante de su puerta. Nosotros llamamos a la puerta, ponemos la entrega en la silla y nos mantenemos a seis pies de distancia", dijo Routsis-Arroyo.

Según la página web de Caridades Católicas, los programas de comidas colectivas sirven a personas mayores de 60 años que viven independientemente en sus casas. Los programas son una forma de promover su independencia, ayudarles a mantener una buena nutrición, reducir la soledad, hacer nuevos amigos y aumentar su autoestima.

En Broward, Caridades Católicas opera tres centros de cuidado diurno para adultos: Central West y Centro Oeste, en Davie; y uno en Wilton Manors.

A nivel mundial, las poblaciones más ancianas han estado experimentando el mayor porcentaje de complicaciones de la pandemia COVID-19. A los ancianos se les está pidiendo que se auto-aíslen en el futuro inmediato. Se está instando a todas las personas que corren un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave a causa de COVID-19, debido a la edad o a problemas de salud a largo plazo, a que adopten medidas para reducir el riesgo de contraer la enfermedad.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades instan a que las comunidades incluyan a los adultos mayores, a las personas con discapacidades y a las organizaciones que los apoyan en cualquier planificación de COVID-19, para asegurar que sus necesidades sean tomadas en consideración.

En términos generales, Routsis-Arroyo dijo que están preparando planes de cuarentena interna en los programas residenciales de Caridades Católicas y en las instalaciones de menores no acompañados en el sur de la Florida. La agencia opera diferentes instalaciones, incluyendo el Centro St. Luke para el tratamiento del abuso de alcohol y sustancias, en Miami; y el Centro Familiar New Life, un refugio de emergencia para personas sin hogar, también en Miami.

"En nuestros programas residenciales y de menores no acompañados hemos designado algunos espacios para el aislamiento si uno de nuestros (clientes) da positivo (al COVID-19), dijo. "Es más complicado con los niños, que no pueden permanecer solos. Tendremos que asegurarnos de que nuestro personal tenga el equipo adecuado en cuanto a máscaras y guantes".

En cuanto a los cientos de trabajadores de Caridades Católicas de Miami que trabajan en toda la región, algunos pueden trabajar desde su casa pero no todos.

De cualquier manera, "estamos en constante comunicación con los directores, y mientras podamos comunicarnos, enviaremos mensajes a todo el que tenga que escucharlos", dijo Routsis-Arroyo.

Notó que la pandemia es una situación cambiante a diferencia de los huracanes u otras emergencias que ha experimentado en su carrera.

Nunca he pasado por una pandemia, es un territorio nuevo para mí. Es tan inestable y cambiante día a día", dijo, añadiendo: "Pensé que era una buena noticia que Miami Dade y Broward y ahora a nivel nacional (dijo) cierren las escuelas durante dos semanas."

Latest News

Breaking News

Feature News

Parish News

School News

Sports

Columns

Homilies

Statements