Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

Caridades Católicas podrá ayudar a los arrendatarios

La agencia esta por obtener una subvención de 3,8 millones de dólares para ayudar a las familias de Broward

English Spanish

La congresista Sheila Cherfilus McCormick, centro, se une a los funcionarios de Caridades Católicas para celebrar la aceptación de una solicitud de subvención de .8 millones para asistencia de alquiler para residentes del condado de Broward. La acompañan Peter Routsis-Arroyo, director ejecutivo, y Devika Austin, directora administrativa.

Fotógrafo: JIM DAVIS | FC

La congresista Sheila Cherfilus McCormick, centro, se une a los funcionarios de Caridades Católicas para celebrar la aceptación de una solicitud de subvención de .8 millones para asistencia de alquiler para residentes del condado de Broward. La acompañan Peter Routsis-Arroyo, director ejecutivo, y Devika Austin, directora administrativa.

WILTON MANORS | Caridades Católicas ha sido seleccionada para una propuesta de subvención federal de 3.8 millones de dólares para la asistencia en el pago de alquiler, que podría ayudar a más de 200 familias en peligro de quedarse sin hogar en el condado de Broward.

Si es ratificada por los legisladores estatales, la ayuda aliviaría la presión sobre los arrendatarios con avisos de desalojo o facturas vencidas del alquiler, la electricidad, y los vales de comida hasta seis meses.

La congresista Sheila Cherfilus McCormick visitó la oficina de Caridades Católicas el 23 de mayo de 2022 para compartir la noticia personalmente.

“Buscábamos organizaciones con un historial de ayuda”, declaró. “Caridades Católicas era una opción obvia”.

Se consideraron más de 200 organizaciones para obtener los fondos del Congreso, y Caridades Católicas quedó entre las 15 primeras, añadió McCormick.

La solicitud pasa ahora a ser aprobada por la legislatura de La Florida. Caridades Católicas espera recibir una respuesta hacia septiembre.

Peter Routsis-Arroyo, director general de Caridades Católicas, considera que los legisladores estatales ven la necesidad de abordar el problema.

“En mis 30 años, esta es la mayor crisis que hemos visto en el sector de la vivienda”, aseguró. “Si se aprueba, esta subvención abordará un problema importante al que se enfrentan nuestros trabajadores. Se centra en la dignidad humana de cada persona y familia”.

Numerosos estudios y artículos de prensa han dado cuenta de la difícil situación de los trabajadores pobres, que ya estaban agobiados por los bajos salarios y los altos pagos de alquiler antes de la pandemia del COVID.

Los precios de los alquileres se han disparado un 30% o más, y las agencias de ayuda y las organizaciones de beneficencia han tenido dificultades para seguir el ritmo, según un informe de Caridades Católicas. Mientras tanto, los precios de los alimentos han subido, y las agencias locales han tenido dificultades para mantener sus estantes abastecidos.

En cambio, Caridades Católicas citó un estudio que indica que las ayudas temporales para la vivienda reducen en un 76% el riesgo de tener que buscar alojamiento en un albergue para personas sin hogar.