Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

Asombro y emoción acentúan ordenación sacerdotal

Tres mileniales hispanos se convierten en sacerdotes arquidiocesanos el fin de semana del Día de las Madres

English Spanish

El recién ordenado P. Enzo Rosario Prendes sonríe mientras imparte bendiciones a los asistentes, después de la Misa en la que el Arzobispo Thomas Wenski lo ordenó sacerdote, el 7 de mayo de 2022, en la Catedral St. Mary.

Fotógrafo: ANA RODRIGUEZ-SOTO | FC

El recién ordenado P. Enzo Rosario Prendes sonríe mientras imparte bendiciones a los asistentes, después de la Misa en la que el Arzobispo Thomas Wenski lo ordenó sacerdote, el 7 de mayo de 2022, en la Catedral St. Mary.

MIAMI | Pedro Estrada contenía las lágrimas mientras permanecía junto a su hijo, que en unos momentos se convertiría en sacerdote.

“Yo, como padre, no lo creía”, expresó Estrada sobre el recién ordenado P. Agustín Estrada. “Poder tener un hijo sacerdote es un regalo”.

El P. Estrada, de 30 años, fue uno de los tres hombres que el Arzobispo Thomas Wenski ordenó el 7 de mayo de 2022, ante una multitud de familiares, amigos y admiradores, junto con más de 100 sacerdotes y cinco obispos. Cientos de personas más vieron la ceremonia a través de la transmisión en directo en el sitio web de la Arquidiócesis, incluida una persona que envió un mensaje desde la India a la Arquidiócesis a través de YouTube.

La perseverancia de su hijo durante los 11 años de formación en el seminario fue sorprendente, dijo Estrada, ya que Agustín era “inquieto” y “el más noviero” de sus seis hijos.

Aparte de crear una “iglesia pequeña” en la familia, “nosotros no hicimos nada para que él fuera sacerdote. Dios lo ha hecho en él”, dijo el padre de los Estrada.

Regina Vásquez, cuñada del P. César Betancourt, dijo que su familia ve su ordenación como “un milagro patente”.

“Yo pensé que lo iban a botar”, comentó su padre, Francisco Betancourt, quien describió a su hijo, de 37 años, como un fanático de “las cosas que se mueven”, “un revolucionario”, y alguien que “no le teme a nada”.

“A él, Dios lo salvó de la calle. Yo soy testigo”, afirmó María Abreu, tía del P. Betancourt por parte de su madre. Añadió que sintió “escalofríos” durante la ordenación al pensar en su hermana, fallecida en 2007.

“Ella siempre estaba detrás de él”, recordó Abreu, al atribuir la conversión de su sobrino y su eventual ordenación a la intercesión de su madre en el cielo. El P. Betancourt ha descrito la muerte de su madre como un acontecimiento clave en su vida, junto con la muerte de su abuela en 1998.

El recién ordenado P. Agustín Estrada abraza a su madre, Gregoria Estrada, mientras espera para impartir sus primeras bendiciones a los asistentes. Fue uno de los tres hombres ordenados al sacerdocio por el Arzobispo Thomas Wenski, el 7 de mayo de 2022, en la Catedral St. Mary.

Fotógrafo: ANA RODRIGUEZ-SOTO | FC

El recién ordenado P. Agustín Estrada abraza a su madre, Gregoria Estrada, mientras espera para impartir sus primeras bendiciones a los asistentes. Fue uno de los tres hombres ordenados al sacerdocio por el Arzobispo Thomas Wenski, el 7 de mayo de 2022, en la Catedral St. Mary.

El recién ordenado P. César Betancourt ríe antes de dar su bendición a un asistente de la ceremonia, después de su ordenación, el 7 de mayo de 2022, en la Catedral St. Mary.

Fotógrafo: TOM TRACY | FC

El recién ordenado P. César Betancourt ríe antes de dar su bendición a un asistente de la ceremonia, después de su ordenación, el 7 de mayo de 2022, en la Catedral St. Mary.

Ella “está feliz en el cielo”, declaró otra tía, Toñita Betancourt, al hablar de su madre, la abuela del P. Betancourt, “que era católica hasta por mil”.

“Emocionadísimos. No encontramos palabras”, añadió.

El P. Enzo Rosario Prendes, de 29 años, no contó con la presencia de familiares de sangre en su ordenación. Es hijo único y su madre no pudo venir a tiempo desde Cuba.

Pero los feligreses de St. Hugh, en Coconut Grove, “se han convertido en su familia aquí en Miami”, dijo el P. Luis Largaespada, párroco de la iglesia, quien vistió al P. Rosario Prendes con sus ropas sacerdotales durante la ceremonia.

“La comunidad le regaló el cáliz”, añadió el P. Largaespada, y la sacristana de la iglesia, Silvia Santana, se colocó al lado del P. Rosario Prendes, en representación de su madre.

“Es un amor”, dijo Santana. “Muy trabajador, muy lindo”.

Los nuevos sacerdotes comenzarán su servicio como vicarios parroquiales en las siguientes parroquias: el P. Betancourt en St. John Neumann, de Miami; el P. Estrada en St. Gregory, de Plantation; y el P. Rosario Prendes en Sts. Peter and Paul, de Miami.

Puede ver los perfiles de cada uno de los nuevos sacerdotes en este enlace.

 

Delante de Catedral St. Mary, los recién ordenados sacerdotes posan para sus fotos oficiales con el Arzobispo Thomas Wenski. Desde la izquierda, el P. Agustín Estrada, el P. Enzo Prendes y el P. César Betancourt, el 7 de mayo de 2022.

Fotógrafo: ANA RODRIGUEZ-SOTO | FC

Delante de Catedral St. Mary, los recién ordenados sacerdotes posan para sus fotos oficiales con el Arzobispo Thomas Wenski. Desde la izquierda, el P. Agustín Estrada, el P. Enzo Prendes y el P. César Betancourt, el 7 de mayo de 2022.