Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

De puerta en puerta para ayudar a los niños

En medio de la pandemia de COVID-19, el Centro Educativo La Salle entrega comida, máscaras, pañales y da tutoría

English Spanish

La especialista en lectura del Centro Educativo La Salle, Brenda Blanton, guía a un estudiante con su tarea. Blanton fue contratada originalmente para ayudar con el "tobogán de verano", un término que se refiere a los meses de verano cuando las habilidades académicas son a veces olvidadas por los estudiantes. Cuando COVID-19 hizo que las escuelas y las tareas fueran virtuales, Blanton ayudó a los estudiantes a adaptarse y mantenerse al día con sus estudios.

Fotógrafo: COURTESY

La especialista en lectura del Centro Educativo La Salle, Brenda Blanton, guía a un estudiante con su tarea. Blanton fue contratada originalmente para ayudar con el "tobogán de verano", un término que se refiere a los meses de verano cuando las habilidades académicas son a veces olvidadas por los estudiantes. Cuando COVID-19 hizo que las escuelas y las tareas fueran virtuales, Blanton ayudó a los estudiantes a adaptarse y mantenerse al día con sus estudios.

HOMESTEAD | Aunque la pandemia de COVID-19 obligó al Centro Educativo La Salle a cerrar sus puertas en marzo, el cierre no acabó con su servicio a las familias que viven en el Campamento de Trabajadores Agrícolas de South Dade, donde se encuentra el centro.

Con donaciones y algunos voluntarios, el centro alimentó a esas familias, distribuyó pañales para bebés y niños pequeños, y proporcionó mascarillas. El personal del centro también dio clases a los estudiantes e incluso organizó un campamento de verano para niños. (Vea artículo relacionado.)

El Campamento de South Dade tiene 300 unidades que albergan a adultos, familias con niños y ancianos. El personal del Centro La Salle descubrió que uno de los mayores problemas a los que se enfrentaron los residentes durante la pandemia fue no tener acceso a la comida de los lugares de distribución.

Voluntarios del Centro Educativo La Salle entregan pañales a las familias con niños pequeños que viven en Campamento de Trabajadores Agrícolas de South Dade. Muchos de los pañales fueron donados por la escuela jesuita de Belén.

Fotógrafo: COURTESY

Voluntarios del Centro Educativo La Salle entregan pañales a las familias con niños pequeños que viven en Campamento de Trabajadores Agrícolas de South Dade. Muchos de los pañales fueron donados por la escuela jesuita de Belén.

"Los padres de familia iban a trabajar. No podían hacer cola y faltar al trabajo, y muchos de ellos no tienen transporte para hacerlo", dijo Mónica Lauzurique, directora del centro.

El Programa de Educación Migratoria de las Escuelas Públicas del Condado de Miami Dade proporcionó desayuno y almuerzo a los estudiantes, del 16 al 20 de marzo de 2020. Después de eso, la distribución de comidas se trasladó a las escuelas públicas y a otros lugares fuera del campamento.

 

MÁS NECESIDAD

Antes del COVID-19 la despensa del Centro La Salle alimentaba a un promedio de 100 familias mensualmente. Durante la pandemia, ampliaron su ayuda para las 300 unidades residenciales y distribuyeron alimentos puerta a puerta semanalmente.

Utilizando un camión remolque alquilado, el personal del centro recogió directamente de Farm Share, un proveedor local que proporciona regularmente a La Salle y a otras despensas de alimentos en el Sur de la Florida, donaciones de frutas y verduras frescas, productos enlatados y proteínas como pollo, cerdo, queso, yogur y más. Más de 100 cajas de pañales y toallitas para bebés también fueron donadas por el Colegio Jesuita de Belén.

Al no haber alumnos en las aulas del centro se utilizó el espacio para clasificar los artículos y preparar las bolsas para su entrega.

"Creo que se sorprendieron de que la comida les llegara", dijo Lauzurique. "Pero estaban preocupados incluso por la seguridad de dónde venían, lo que era algo interesante — cuando estás desesperado por algo, pero también quieres asegurarte de que es seguro para tu familia".

Con máscaras faciales y un baúl lleno de comida, el equipo del Centro Educativo La Salle - Silvia Muñoz, Mónica Lauzurique, Dulce Olivera y Yancy Velásquez -se hacen un "selfie" antes de distribuir las donaciones de alimentos puerta a puerta en el Campamento de Trabajadores Agrícolas de South Dade, donde 300 unidades albergan a adultos, familias con niños y ancianos.

Fotógrafo: COURTESY

Con máscaras faciales y un baúl lleno de comida, el equipo del Centro Educativo La Salle - Silvia Muñoz, Mónica Lauzurique, Dulce Olivera y Yancy Velásquez -se hacen un "selfie" antes de distribuir las donaciones de alimentos puerta a puerta en el Campamento de Trabajadores Agrícolas de South Dade, donde 300 unidades albergan a adultos, familias con niños y ancianos.

El equipo de La Salle usaba mascarillas cuando hacían sus entregas, aunque en ese momento del brote no era obligatorio. El equipo acordó usar máscaras para mantenerse a salvo, y a las personas que visitaban. La mayoría de los residentes del campamento tienen poco o ningún acceso a la atención médica debido a sus bajos ingresos y a su condición de trabajadores agrícolas.

"No es algo de lo que la gente hable. Sus situaciones normales son estresantes, y con la incertidumbre del COVID, hay factores estresantes adicionales", dijo Lauzurique.

Cuando se dieron cuenta de que los residentes también necesitarían máscaras, el equipo de La Salle pidió donaciones a través de los medios sociales. Las escuelas de los Hermanos De La Salle de Nueva Jersey y Oklahoma enviaron máscaras, al igual que la Fundación Little Lighthouse, una organización sin fines de lucro de Miami que ayuda a niños desfavorecidos y a sus familias. Muchos amigos locales del Centro Educativo La Salle también cosieron máscaras y las donaron.

"Estoy más que agradecida porque hicieron más de lo que esperaba", dijo Lauzurique.

 

TUTORÍA

El 5 de mayo de 2020, el Centro La Salle reabrió con un programa limitado de tutoría después de la escuela, permitiendo a los estudiantes previamente inscritos, regresar para sesiones de tutoría de una hora, uno a uno. Se impuso el distanciamiento social, así como medidas sanitarias y de desinfección, además del uso de máscaras —  una novedad para muchos estudiantes.

El personal de La Salle tenía curiosidad de ver lo que los estudiantes habían estado haciendo en casa desde que las escuelas públicas del condado de Miami Dade pasaron al aprendizaje virtual, a mediados de marzo. El centro había contratado recientemente a la especialista en lectura, Brenda Blanton, para que ayudara durante el año académico regular, así como en el "tobogán de verano", una frase que se refiere a los logros académicos y de rendimiento obtenidos durante el año escolar anterior, que se pierden durante las vacaciones de verano. Blanton ayudó a evaluar dónde se encontraban los estudiantes académicamente y proporcionó tutorías individuales.

Se descubrió que algunos estudiantes se habían mantenido al día con las tareas, mientras que otros no habían hecho nada en más de un mes.

"Es difícil para un estudiante que quizás no está usando la mejor computadora portátil, que tiene mala conexión de internet, o que no tiene la estructura en casa para que alguien le diga: 'Oye, es hora de sentarte y hacer esto'", dijo Lauzurique.

La mayoría de los padres de los niños continuaron trabajando durante los cierres porque tienen trabajos agrícolas o de construcción. "Esos son trabajos que no se puede hacer desde casa", dijo.

El estudiante del Centro Educativo La Salle, Kevin Silva, continúa con sus tareas escolares virtuales en abril, en esta foto tomada por su madre, Reina Ramírez Silva, que el centro publicó en su cuenta de Instagram. Debido a la pandemia COVID-19, todas las escuelas terminaron el año académico 2019-2020 en línea. El equipo de La Salle se mantuvo en contacto semanalmente con los niños que asistían al centro.

Fotógrafo: Via Instagram @lasalleeducationcenterh

El estudiante del Centro Educativo La Salle, Kevin Silva, continúa con sus tareas escolares virtuales en abril, en esta foto tomada por su madre, Reina Ramírez Silva, que el centro publicó en su cuenta de Instagram. Debido a la pandemia COVID-19, todas las escuelas terminaron el año académico 2019-2020 en línea. El equipo de La Salle se mantuvo en contacto semanalmente con los niños que asistían al centro.

Los padres y tutores que están en casa a menudo no pueden ayudar a los niños con las tareas escolares porque no hablan inglés y no saben computación. Algunos adultos se enfrentan al reto de su propio analfabetismo.

"De repente, aquí una madre se da cuenta, '¿cómo entiendo esto? ¿Cómo entiendo esto si no hablo el idioma que habla el maestro, y simplemente no lo sé? No es fácil. Es una gran curva de aprendizaje", dijo Lauzurique.

Durante el resto del año escolar, se comunicó semanalmente con los estudiantes y sus familias por teléfono y Class Dojo, una aplicación de comunicación con una interfaz sencilla creada para los profesores, los estudiantes y los padres. También visitaba a las familias cuando no respondían.

Con la incertidumbre que rodea el comienzo del año académico 2020-2021, el personal de La Salle está discutiendo las formas en que pueden seguir ayudando a los estudiantes y las familias del campamento. Gracias a una subvención que solicitaron, y a la financiación extra que recibieron del Distrito del Este de Norte América de los Hermanos De La Salle, el centro podrá proporcionar un día completo de "apoyo de aprendizaje virtual" para los niños de la comunidad, al menos hasta octubre. Esto significa que los niños podrán tomar sus clases virtuales en el centro en lugar de en su casa, de 8 a.m. a 5 p.m. los días escolares.

"En este momento, estamos planeando de agosto a enero. Esto va a ser un largo camino", dijo Lauzurique.

Actualización y corrección: Después de publicarse, este artículo fue editado para corregir el nombre del distrito de los Hermanos De La Salle que proporcionó financiación al Centro La Salle; y actualizado para reflejar la financiación adicional que le permitirá proporcionar "apoyo de aprendizaje virtual" durante al menos las primeras semanas del año escolar.

CÓMO AYUDAR

Latest News

Feature News

Parish News

School News

Columns

Homilies