Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

Metropolitan Tribunal

FAQ's

English

CONTACT INFO

Judicial Vicar

Msgr. Gregory Wielunski, J.C.D.

305-762-1161

Adjutant Judicial Vicar

Msgr. Michael Souckar, J.C.D.

Defender of the Bond

Father Kenneth Whittaker, J.C.L.

Chorbishop Michael Thomas, J.C.D.

Promoter of Justice

Msgr. Kenneth Schwanger, J.C.D.

Judges

Msgr. Chanel Jeanty, J.C.L.

Father Luis Rivero, J.C.L.

Father Mathew Thundathil, J.C.D.

Father Fernando Hería, J.C.L.

Father Jude Ezeanokwasa, Ph.D., J.C.D.

Adriana McAllister, JCL

Dr. Stefano Benigni, J.C.D.

Father Francis T. Cancro, J.C.L

Msgr. Dariusz J. Zielonka

Case Director/ Assessor

Roberto Aguirre

9401 Biscayne Boulevard
Miami Shores, FL 33138

305-762-1161

305-762-1178

En Referencia a la Legitimidad de los Hijos

Para aquellos que trabajan en el Tribunal estas preguntas son muy corrientes:

  • 驴Que consecuencia trae una Anulaci贸n para los hijos?
  • 驴C贸mo se Ies explica que el matrimonio de sus padres fue declarado invalido?

La respuesta es relativamente f谩cil y se encuentra en el Canon 1137:

"Son leg铆timos los hijos concebidos o nacidos de matrimonios validos o putativos."

El Canon 1061 搂3:

"El matrimonio invalido se llama putativo, si fue celebrado de buena fe al menos por uno de los contrayentes, basta que ambos adquieran certeza de la nulidad."

La revisi贸n del C贸digo de Derecho Can贸nico refleja brevemente las ense帽anzas y creencias de la Iglesia establecidas desde la Edad Media y que se han desarrollado a trav茅s de los tiempos.

Los hijos de los matrimonios descritos anteriormente en dichos C谩nones tienen la misma posici贸n ante la sociedad que los hijos de los matrimonios validos. Es posible que ellos presenten cicatrices por lo sufrido a trav茅s del divorcio de las dos personas que m谩s quieren, pero la Iglesia no les crea un estigma ni a ellos ni a sus padres.

Asimismo, el joven cuyos padres se han divorciado y la Iglesia ha declarado nulo dicho matrimonio, puede, si es esa su vocaci贸n, llegar a sacerdote, obispo, y hasta Papa. Es importante mantener en mente que la noci贸n del matrimonio leg铆timo y putativo son t茅rminos legales y que no tienen repercusi贸n moral o espiritual.