Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

Preguntas difíciles para cuando se reanuden las misas con público

El arzobispo Wenski y los obispos de la Florida buscan una 'nueva normalidad' para garantizar la salud de los fieles

English Spanish

MIAMI | En una carta reciente a los sacerdotes arquidiocesanos, el arzobispo Thomas Wenski intentó responder la pregunta: ¿Cuándo podremos reanudar la vida litúrgica habitual en nuestras parroquias?

El arzobispo Thomas Wenski reza sobre el pan y el vino consagrados durante una misa de Miércoles de Ceniza, en la escuela secundaria Archbishop McCarthy, en 2016. Los obispos de la Florida están buscando la manera de reanudar la celebración pública de las misas sin contribuir a la propagación del coronavirus o poner en peligro las vidas de los feligreses que puedan enfermar de COVID-19.

Fotógrafo: ANA RODRIGUEZ-SOTO | FC

El arzobispo Thomas Wenski reza sobre el pan y el vino consagrados durante una misa de Miércoles de Ceniza, en la escuela secundaria Archbishop McCarthy, en 2016. Los obispos de la Florida están buscando la manera de reanudar la celebración pública de las misas sin contribuir a la propagación del coronavirus o poner en peligro las vidas de los feligreses que puedan enfermar de COVID-19.

"Sé que todos ustedes están ansiosos por hacerlo", escribió el arzobispo en su carta del 20 de abril de 2020. "Sin embargo, después de consultar con las autoridades civiles, aún no podemos reanudar las 'asambleas públicas'".

El arzobispo mencionó luego las preguntas que se deben responder antes de reanudar la "vida litúrgica habitual", ya que pronostica que "el distanciamiento social será parte de la nueva normalidad" hasta que se disponga de una vacuna contra el coronavirus.

Esas preguntas incluyen:

  • ¿Las iglesias necesitarían tomar la temperatura a cada uno de los congregantes antes de admitirlos en la asamblea?
  • Si las personas deben estar separadas por seis pies de distancia, ¿qué hacen las iglesias si hay "aglomeración"?
  • ¿O las iglesias deben admitir sólo un cierto número de feligreses que reserven y confirmen su asistencia?
  • ¿Se requerirá que todos en la iglesia lleven una máscara, ya que cantar, o incluso hablar, puede rociar gotas de saliva de alguna persona?
  • ¿Se requerirá que el sacerdote y otros encargados de distribuir la Comunión, para su protección, usen una máscara y guantes durante la distribución?
  • ¿Deben desinfectarse los bancos antes y después de cada misa?

Por último, las iglesias tendrían que seguir pidiendo a los ancianos y a aquellos con problemas graves de salud que se queden en casa y se aíslen. Esto incluye a un número significativo de sacerdotes, diáconos y ministros extraordinarios de la Sagrada Comunión. "Así que la arquidiócesis y las parroquias deben de tomar medidas para eso", escribió el arzobispo Wenski.

Complicando todo esto, añadió, está "la falta de pruebas apropiadas que sean precisas, rápidas y costeables", para identificar a aquellos que son asintomáticos pero infecciosos.

"Como pueden ver, estos son obstáculos difíciles de sortear a medida que salimos al otro lado de esta crisis", escribió el arzobispo.

 

EPICENTRO DE LA PANDEMIA

Señaló que los condados de Miami-Dade, Broward y Palm Beach son el "epicentro de la pandemia" en la Florida, y representan más de la mitad de las infecciones en todo el estado (20,969 de un total de 35,463 hasta el 1º. de mayo) y más de la mitad de las muertes (766 de un total de 1,364). Por lo tanto, los tres condados fueron excluidos del llamado del gobernador Ron DeSantis a la reapertura de la "fase uno" de la mayor parte del estado a partir del 4 de mayo (la arquidiócesis de Miami abarca los condados de Miami-Dade, Broward y Monroe).

El arzobispo señaló que el distanciamiento social y las medidas de permanencia en casa  parecen haber "aplanado la curva" hasta ahora. Pero en una carta enviada el 2 de mayo, reiteró que "hasta que no haya una vacuna, (todos) nos arriesgamos a contraer el virus tarde o temprano. Para muchos, especialmente para alguien con una salud relativamente buena, será en el mejor de los casos una experiencia desagradable; para aquellos con condiciones subyacentes, contraer el virus podría resultar mucho más peligroso".

Dos trabajadoras, sentadas en filas separadas, son las únicas presentes en la Catedral St. Mary de Miami, mientras el Arzobispo Thomas Wenski celebraba la misa del Domingo de Ramos, el 5 de abril de 2020, en medio de la pandemia de coronavirus. ¿Cómo mantendrán las parroquias el distanciamiento social una vez que se reanuden las misas con una congregación, dado que una vacuna contra el coronavirus está a meses de desarrollarse y de ser distribuida ampliamente?

Fotógrafo: ANA RODRIGUEZ-SOTO | FC

Dos trabajadoras, sentadas en filas separadas, son las únicas presentes en la Catedral St. Mary de Miami, mientras el Arzobispo Thomas Wenski celebraba la misa del Domingo de Ramos, el 5 de abril de 2020, en medio de la pandemia de coronavirus. ¿Cómo mantendrán las parroquias el distanciamiento social una vez que se reanuden las misas con una congregación, dado que una vacuna contra el coronavirus está a meses de desarrollarse y de ser distribuida ampliamente?

Los obispos de la Florida están pensando lo mismo. Cada lunes realizan una conferencia telefónica para decidir el curso de acción y trabajar en todas las contingencias.

El obispo William Wack de la diócesis de Pensacola-Tallahassee publicó una carta el 30 de abril en la que subrayó que incluso cuando se reanuden las misas con la congregación, "nadie debe esperar poder asistir a la misa con regularidad" dada la necesidad de mantener el distanciamiento social. Y añadió, incluso si las iglesias siguen las mejores prácticas de salud, cualquiera que asista a la misa pública debe entender que "seguirá estando en riesgo".

El obispo Gregory Parkes de la diócesis de St. Petersburg, en un mensaje también publicado el 30 de abril, dijo: "Mi esperanza es reanudar las misas públicas en el mes de mayo. Estoy explorando la posibilidad de comenzar con el culto público de lunes a sábado, cuando normalmente poca gente asiste a misa.

"No estoy seguro de que esto suceda todavía, pero hay una cosa que sí sé con certeza. Cuando regresemos a nuestras iglesias, todos debemos esperar cambios en la misa, para asegurar la salud y la seguridad de todos, que es una prioridad máxima", dijo el obispo Parkes.

 

REAPERTURA GRADUAL

El 1 de mayo, la diócesis de Orlando anunció la reapertura gradual de la mayoría de las iglesias a partir del 11 de mayo, permitiendo a la gente ir a rezar y recibir el sacramento de la penitencia. Las misas diarias se reanudarán el 18 de mayo, pero las misas dominicales no se celebrarán con público hasta el fin de semana del 30 y 31 de mayo.

Las capillas y las capillas de adoración permanecerán cerradas durante todo el mes, al igual que la Basílica del Santuario Nacional de María, Reina del Universo, situada cerca de Disney World.

En cada etapa, las pautas de Orlando enfatizan que "a la gente se le puede negar la entrada a su llegada o se le puede pedir que abandone la iglesia si el número de asistentes es mayor de lo que el distanciamiento social permitiría".

"Nuestro objetivo es, por supuesto, reunir a nuestro pueblo en la misa y la participación regular en los sacramentos", escribió el arzobispo Wenski en esta carta del 20 de abril. Pero otros lugares de la Florida, como Arcadia o Lake City, "no se enfrentan a los mismos desafíos que nosotros" en el sur de la Florida.

"Tampoco Las Cruces", añadió, refiriéndose a la primera diócesis en los Estados Unidos en anunciar la reanudación de las misas, la diócesis encabezada por el ex obispo auxiliar de Miami, el obispo Peter Baldacchino.

"Hasta que no haya una vacuna, el coronavirus seguirá infectando a la gente", escribió el arzobispo Wenski. "La mayoría de la gente se recuperará, algunos morirán. Pero no queremos ser responsables de una mayor propagación".

En esa carta del 20 de abril, el arzobispo también respondió algunas preguntas que los católicos locales siguen haciendo sobre el "cierre" de las iglesias. Puede leer esas preguntas y respuestas en Coronavirus: Preguntas y respuestas, disponible aquí.

Comments from readers

Susan - 05/17/2020 02:53 PM
Parishes in other states are beginning weekend masses outside in the parking lots of the church where there is more space and more social distancing. That could be an idea for Miami.
Jean Perez - 05/16/2020 09:43 AM
Do we really think God is limited by the sacraments? I feel sometimes as Catholics we try to put God in a box and think that there is no other way for God to reach us. If I believe in a God who is in all things and say that nothing can separate us from the love of God in Christ Jesus then I know that even if we don't temporarily receive the sacraments God's graces are given to us, not only as much but am sure even more. Again God gives us the sacraments but is not bound by them...if not God would not be God. Ultimately faith and science are not separate. God speaks to us through the knowledge of the scientists and medical experts who are seeking ways to deal with the current pandemic. It would be insolent of us to think that we can ignore this and just trust God to protect us when God gives us wisdom and knowledge to guide our actions.
Anthony Cuesta - 05/15/2020 06:04 AM
It is better to die with the sacraments than to live without them. We need the sacraments.
William - 05/10/2020 08:21 PM
I very much would like to return to Mass. I have streamed the weekly masses and It has been a blessing,but it is still not a substitute for physically attending mass.That being said we can not just open our churches as if nothing has ever happened. I think we can have daily masses with a limited number of people and clergy allowed.Sunday services can continue streaming so we can continue social distancing for people who are in the high risk groups and those who feel uncomfortable being in a large group. Weddings, Funreals.Baptisms should be limited to immediate family for the foreseeable future.
Anonymous - 05/10/2020 05:32 AM
Until there is a vaccine, all masses should have very limited amount of people, with live streaming of the mass at the same time. Communion is something people may go back to once in a blue moon, as they have gone without it long enough to forgo it probably for the rest of their lives. If churches are to be open, let it be for confessions only, as to allow social distancing. Masks are to be worn by all or no admittance to ensure the safety of all people. People may not go back to mass, especially after receiving the basic sacraments (baptism, 1st communion, 1st confession, and confirmation), which is understandable, and shouldn't be held against them as everyone leaves the church at one time or another. If people, in ministry, ordained, or laity, have a disliking for masks to be worn in church, then they need to stay home, or conduct mass in the privacy of the closed chapels.
STEPHEN CANTIN - 05/06/2020 07:04 PM
I believe the re-opening of churches will have to be very slow and gradual. For example, only daily Mass with a minimum amount of people as possible; the priest and all attending must wear masks. no altar servers, the priest must be alone at the altar except for maybe a lector, etc. Sunday masses should stay online only (because it will be more crowded) until it's been observed or reported by authorities that new infections are at a minimum. And find ways to have confession available while still respecting the health protocols. Alot of things to be considered because not all parishes are the same; some are huge buildings, others are small or medium sized.
Gustavo - 05/04/2020 11:31 PM
This article exemplifies what has infected the Church for the last 50 years or so, Naturalism. The philosophical belief that everything arises from natural properties and causes and supernatural or spiritual explanations are excluded or discounted. The Shepherds **must** feed the sheep in good times and bad. And help them get to Heaven. The Church has become so disfigured. It is hard to distinguish it from a political party. Show some supernatural faith for once !! Hopefully, my comment will not be deleted because it’s the truth.

Latest News

Feature News

School News

Columns

Homilies

Press Release

Statements