Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

'Un presidente es un diplomático'

El nuevo presidente de la Universidad Barry, Mike Allen, comparte ideas sobre su trabajo

English Spanish

MIAMI | Mike Allen buscaba una universidad que combinara la educación y la diversidad. Y la Universidad Barry quería un educador experimentado que compartiera los valores — el financiamiento, el compromiso estudiantil y la sensibilidad cultural — de las Hermanas Adrian Dominicas que la fundaron.

Ambas partes obtuvieron lo que querían, Allen fue nombrado presidente de Barry, después de una búsqueda de seis meses que consideró 45 candidatos.

Greg Greene, presidente del comité que eligió a Allen dijo, "para mí, él era la opción obvia. Mike tiene las habilidades, el ajuste cultural y la visión para llevarnos a donde queremos ir.

Mike Allen hace una pausa en su trabajo afuera de la Capilla Cor Jesu, de la Universidad Barry, donde fue elegido este año como su nuevo presidente.

Fotógrafo: JIM DAVIS | FC

Mike Allen hace una pausa en su trabajo afuera de la Capilla Cor Jesu, de la Universidad Barry, donde fue elegido este año como su nuevo presidente.

En una entrevista reciente en su nueva oficina, Allen dijo que “quería tener la oportunidad de ser presidente de una universidad, pero no podía ser cualquiera. Barry es un encaje personal y profesional".

Con Allen, de 49 años, Barry está obteniendo un veterano de la educación con más de 25 años de experiencia. Catorce de ellos en la Universidad Católica de América, en Washington, DC, donde fue director de atletismo y vicepresidente de asuntos estudiantiles.

La presidencia de Barry lo pone a cargo de un campus principal con 7.500 estudiantes provenientes de más de 80 países. Sus dos colleges y seis escuelas enseñan negocios, derecho, educación, enfermería, psicología, trabajo social, podología y otras disciplinas. La universidad también tiene una escuela de derecho en Orlando y educación en las Bahamas.

Como primer presidente varón y primer laico, el nombramiento de Allen marca un cambio considerable para Barry. Habló con respeto, incluso con reverencia de las presidentas anteriores, incluida la Hna. Linda Bevilacqua, quien se retiró en julio después de estar en el cargo desde el 2004; y su predecesora, la Hna. Jeanne O'Laughlin, quien murió en junio pasado, después de casi tres décadas en Barry.

 

Una vida en la educación

Allen dijo que se da cuenta del delicado equilibrio necesario: mantener el patrimonio de la universidad mientras crece y se adapta a las necesidades futuras.

"Mis valores son sus valores", dijo Allen. "Así que seguiré siendo considerado y respetuoso. Pero mi papel es llevar a la universidad más allá. Espero que a la gente le guste la combinación".

De cierto modo, Allen parece haber nacido y ser criado para una vida en la educación. Vivió en Connecticut sus primeros 32 años y fue criado por dos maestros. Su padre fue profesor de psicología clínica en la Universidad de Connecticut, por 40 años. Su madre fue maestra de educación especial por 30 años. Él recuerda que sus padres lo llevaban al campus durante las horas de clase.

Allen obtuvo una licenciatura en sociología de Trinity College, Hartford, donde también co-capitaneó el equipo de baloncesto. Luego obtuvo una maestría y un doctorado en Educación de la Universidad de Connecticut. Esa universidad también le dio su primer trabajo, dirigiendo un programa de apoyo académico para estudiantes — desde una oficina a solo dos edificios de donde enseñaba su padre.

Se mudó a La Florida en 2002, donde construyó y dirigió un programa similar en la universidad Florida Atlantic. Durante sus tres años en FAU, se enamoró de la "diversidad, vitalidad y cultura del Sur de La Florida". "Es una gran experiencia para los estudiantes", dijo.

Los Allen literalmente adoptaron la diversidad del Sur de La Florida, con su esposa, Beth, adoptaron dos niños de la raza negra: Maya, ahora de 15 años, y James, de 13. Una "familia transracial", lo llama.

La Universidad Católica lo contrató en el 2005, y la familia se mudó a Silver Spring, Maryland. Allí, Allen destacó como vicepresidente y director de atletismo, con 24 equipos de los Cardinals de CUA ganando campeonatos de conferencias y sobresaliendo en torneos de la NCAA.

Ocho años después, fue ascendido a vicepresidente de asuntos estudiantiles. Entre sus logros se cuentan nuevos centros para el éxito profesional y el "compromiso cultural", para alentar la participación de los estudiantes minoritarios. También consiguió varias donaciones multimillonarias.

Su ascenso en CUA fue atípico, comentó el presidente universitario, John Garvey. Por lo general, los vicepresidentes son ex representantes u otros académicos, no directores atléticos.

"Pero me impresionó lo que hizo", dijo Garvey en una entrevista telefónica. Y su admiración fue recompensada: en su nuevo puesto, vida estudiantil, "Michael tuvo un éxito increíble".

¿Qué tan exitoso? Bueno, habló con CUA para comenzar a construir proyectos para un comedor de $ 2 millones, mejoras en las instalaciones deportivas por $ 25 millones y dos nuevas residencias por $ 35 millones. Todo respaldado por estudios y promovido con persuasión sobre lo bueno que sería para todos.

"Siempre enmarcaba las cosas en términos de la salud general de la universidad", dijo Garvey. "Contribuyó a una cultura cooperativa agradable, entre personas que a veces competían por recursos escasos, pero teniendo en cuenta los mejores intereses de la universidad. Y lo hizo con un buen humor infalible, siempre con una sonrisa. Siempre te alegraba estar con él. "Creo que será un gran presidente para Barry".

Aunque la nueva universidad de Allen celebró una reunión informal con él y su familia a mediados de marzo, será oficialmente presentado como presidente el 13 de noviembre, durante la Semana de los Fundadores.

 

Un presidente es un diplomático

Los Allen ya encontraron una casa en Miami Shores y comenzaron a explorar su nueva ciudad. "Es diferente incluso a Boca Ratón", dijo. "Siempre estamos encontrando una nueva tienda o restaurante. Tiene las cualidades de una pequeña comunidad y una gran ciudad".

Planea un largo período de aprendizaje para familiarizarse con Barry, con los trabajadores, los profesores y los diversos programas. Lo ve como un intercambio: conocer a aquellos con quienes trabajará, mientras reúne a las personas que lo apoyarán.

La opinión de Garvey sobre Allen es acertada con su propia autoevaluación. Cuando se le preguntó cómo ve su nuevo rol, Allen respondió: "Un presidente es un diplomático, construye un sentido de empatía, comprende lo que es importante para cada grupo y los reúne para lograr objetivos comunes. Nuestra prioridad siempre serán los estudiantes y sus intereses. Pero los profesores y los trabajadores necesitarán recursos para hacer su trabajo".

Ya eligió un lema para su primer año: "Cambiando vidas para un mañana mejor". Lo explicó: "La mayoría de nuestros estudiantes son de primera generación. Van a cambiar la vida de sus familias. Y saldrán y harán del mundo un lugar mejor".

Debido a su énfasis en promover una visión, ha buscado ideas a través de Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn. También publicó un breve video en el que se presentaba asimismo y promociona la universidad. El video no solo ostenta los programas académicos de Barry, sino a los graduados que luchan por los inmigrantes, el medio ambiente y otras causas sociales.

La recaudación de fondos recibirá mucha atención de Allen, quien dijo que la educación superior está experimentando un "cambio sísmico", con costos que disminuyen para los estudiantes pero que aumentan para la administración.

Él planea "llevar nuestro espectáculo a la carretera" para pedir apoyo a los 65,000 exalumnos de Barry. Eso incluiría cenas, recepciones y discursos en ciudades como Boston, Atlanta y Nueva York.

"Necesitamos contar nuestra historia a un público más amplio", dijo. "Necesitamos construir relaciones y (ofrecer) grandes ideas. Cosas que resuenen con personas y compañías que tienen intereses filantrópicos".

Los deportes también atraerán su interés, como lo hicieron en CUA y la Universidad de Connecticut. Con orgullo dijo que Barry ganó tres campeonatos nacionales en su división este año.

"Algunas personas dicen que el deporte es la entrada a las universidades", dijo Allen.

Vista de la Universidad Barry con la Capilla Cor Jesu al fondo.

Fotógrafo: COURTESY

Vista de la Universidad Barry con la Capilla Cor Jesu al fondo.


 

Latest News

Breaking News

Feature News

School News

Sports

Homilies

Statements