Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

Visita del Papa Francisco a Chile y Perú

El Papa Francisco visita la casa de niños Hogar El Principito, en Puerto Maldonado, Perú, el 19 de enero de 2018.

Fotógrafo: Cortesía: Vatican Media/CNA

El Papa Francisco visita la casa de niños Hogar El Principito, en Puerto Maldonado, Perú, el 19 de enero de 2018.

 

Como parte de su ministerio petrino, el Papa Francisco ha visitado nuestro Continente Americano. Una vez más el Santo Padre como buen pastor está junto a su grey.

En  Chile en donde fue recibido con mucho cariño por la gran feligresía "mapuche " quiso dar un mensaje de esperanza a un país que se ha visto tocado el dolor, fruto de situaciones conflictivas. No tuvo ningún miedo de afrontar temas espinosos como: la segregación social de los indígenas del sur del país, el tema de los emigrantes, el abuso sexual por parte de miembros de la Iglesia y la despreocupación social de grandes sectores de la población.

Además de Santiago, los lugares visitados por el Papa fueron emblemáticos. Ciertamente simbólico fue su viaje a Temuco en donde celebró la Santa Misa en el Aeropuerto de Maquehue. Quiso tener un contacto con los dramas indígenas de Chile. En este sentido el mismo Papa sostuvo: "en la Araucanía, tierra donde viven los indios Mapuche, que transformó en alegría los dramas y fatigas de este pueblo, lanzando un llamado a una paz que sea armonía de la diversidad y rechazo de toda violencia”.

Su segundo viaje fuera de Santiago fue en Iquique. En esa zona desértica y muy rica en minerales, el Santo Padre se identificó con los trabajadores del cobre y los numerosos migrantes que habitan en esa ciudad fronteriza. Cuando habló de los problemas sociales reflexionó: "Para este desafío, indiqué como método el camino de la escucha: en particular la escucha a los pobres, a los jóvenes y a los ancianos, a los inmigrantes y, también, la escucha a la tierra”.

En esta misma  dimensión social ya en Santiago visitó al Centro penitenciario Femenino Santiago. Dice el Papa de las internas: "en sus rostros he visto una gran esperanza. Les he animado y exigido que avancen en el camino de la reinserción”.

Otro momento de dolor iluminado por la esperanza fue el encuentro con los miembros de la Iglesia en Chile. El Papa reflexiona al respecto: "Con los sacerdotes y los consagrados, y con los Obispos de Chile, he vivido dos encuentros muy intensos, que se hicieron todavía más fecundos mediante el sufrimiento compartido por algunas heridas que afligen a la Iglesia en aquel país”.

“En particular, reforcé a mis hermanos en el rechazo a los abusos sexuales a menores, al mismo tiempo que les reforcé en la confianza en Dios, que por medio de esta dura prueba purifica y renueva a sus ministros”.

Han sido inolvidables también: el multitudinario y entusiasta encuentro con los jóvenes en Maipú, con los intelectuales en la Universidad Católica y con los representantes de los diversos poderes del Estado.

Chile sin duda se ha visto tocado e iluminado con la presencia del Pontífice.

En el Perú había una gran expectativa por la llegada de Francisco. Se declaran feriados los días de su estadía y el fervor popular se volcó a las calles.

Los ejes de su visita giraron en torno a la gente de la Amazonia, a las personas afectadas por el fenómeno del Niño, a la solidaridad con los  marginados y al despertar evangelizador de estas tierras.

En su primera noche peruana, hablando con las autoridades políticas y civiles de Perú, - dijo Francisco- "he apreciado el patrimonio ambiental, cultural y espiritual de ese país, y he puesto bajo el foco las dos realidades que más gravemente lo amenazan: la degradación ecológico-social y la corrupción. He resaltado que nadie está exento de la responsabilidad ante estas dos plagas y que el empeño por combatirles nos compromete a todos”.

Fue emocionante el primer día de su peregrinación en donde tomó un avión y atravesó los Andes para llegar a la Amazonía. Tres aspectos eran claves, aquí: la deforestación de los "pulmones del mundo", los abusos con corruptelas de los mineros ilegales y la marginación de los indígenas. Dijo el Papa al respecto: En Perú, “el lema de la visita era ‘Unidos por la esperanza’. Unidos no en una uniformidad estéril, sino en la riqueza de la diferencia que heredamos de la historia y de la cultura. Lo ha testimoniado emblemáticamente el encuentro con los pueblos de la Amazonía peruana, que ha dado comienzo al camino del Sínodo Pan amazónico convocado para octubre de 2019”.

Luego viajó a Trujillo, en el norte del Perú para mostrar su solidaridad con las víctimas del fenómeno del Niño. De esta forma visitó especialmente el pueblo llamado Buenos Aires, para estar con los más pobres. Uno de los momentos en donde el Papa se mostró con mucha espontaneidad fue la reunión que tuvo con los sacerdotes, seminaristas y consagrados del norte.

En Lima de regreso, nadie imaginó que las multitudes rebasarían toda planificación previa. Fueron millones de personas  que se fueron a las calles a proclamar "vivas" por el Papa. El domingo, que estuvo en Lima eran muchos los que devotamente estuvieron con el Papa.

A mí personalmente me impresionó el rezo de la hora media con religiosas de vida contemplativa en el Santuario del Señor de los Milagros. Fue un diálogo muy lindo con estas monjitas de clausura. Les hablo en su lenguaje y les pidió que rezarán por él.

Luego fue a la Catedral de Lima donde diálogo con los Obispos. Los llamó a la unidad y le preocupó los niveles de corrupción que se daban en la clase política.

Luego de rezar ante las reliquias de los santos peruanos, tuvo un discurso con los jóvenes usando un lenguaje con palabras del lenguaje de ellos. La Plaza de Armas estaba abarrotada de juventud.

Concluye su visita con una Santa Eucaristía, donde asistieron  más de millón y medio de personas. Lo sorprendente de esta celebración fue el silencio y reverencia de la feligresía. Esto fue una de las cosas que más impresionó a los visitantes.

Para los peruanos y chilenos este tiempo ha sido un baño de gracia espiritual que ha renovado muchos corazones. El Papa ha tocado las periferias existenciales de América Latina.

Desde Miami nos unimos a estas Iglesias particulares con nuestras oraciones y solidaridad.

P. Emilio Garreaud, Director de Radio María.



Latest News

Feature News

School News

Sports

Homilies