Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

Transparencia y 'cambio de época' en la era Francisco

Resumen de los eventos importantes que ocurrieron en el Vaticano en diciembre de 2019

English Spanish

El Papa Francisco venera al Niño Jesús mientras celebra la Misa por la solemnidad de la Epifanía del Señor, en la Basílica de San Pedro el 6 de enero de 2020.

Fotógrafo: Daniel Ibanez | Catholic News Agency

El Papa Francisco venera al Niño Jesús mientras celebra la Misa por la solemnidad de la Epifanía del Señor, en la Basílica de San Pedro el 6 de enero de 2020.

En el año que termina, cuando la Iglesia se preparaba con recogimiento y esperanza en el Adviento, el papa Francisco (quien cumplió 83 años en Diciembre), quiso acercar a los fieles al misterio del nacimiento de Jesús. Y no tuvo mejor idea que hacerlo mediante la publicación de la exhortación apostólica “Admirabile signum” (Signo admirable). En esta recorre el significado de los variados elementos que conforman el “nacimiento o misterio”. También invita a los cristianos a “ser creativos” a fin de que esta tradición sea “redescubierta y revitalizada”, para que, en cada familia, comunidad cristiana o centro de trabajo, el niño Jesús tome su lugar en lo que fue cuna y trono a la vez: el pesebre de Belén.

Unido a este sentimiento, y en aras a la transparencia, el sucesor de Pedro abolió el secreto pontificio para los casos de violencia sexual y abuso de menores y modificó las "normas sobre los delitos más graves", referido al Motu proprio “Sacramentorum Sanctitatis Tutela”, de san Juan Pablo II, del 30 de abril de 2001.

El Papa Francisco celebra la Misa por la solemnidad de la Epifanía del Señor, en la Basílica de San Pedro el 6 de enero de 2020.

Fotógrafo: Daniel Ibanez | Catholic News Agency

El Papa Francisco celebra la Misa por la solemnidad de la Epifanía del Señor, en la Basílica de San Pedro el 6 de enero de 2020.

La abolición del secreto pontificio permitirá que las denuncias, testimonios y documentos procesales relativos a los casos de abusos conservados en los archivos de los dicasterios vaticanos, así como aquellos que se encuentran en los archivos de las diócesis, podrán ser entregados a los magistrados instructores de los respectivos países que los soliciten, según lo aclarado por Andrea Tornielli, director editorial del dicasterio de comunicación del Vaticano y citado por la agencia Zenit.

 

NUEVOS VIENTOS

En medio de este “cambio de época” para el mundo y la Iglesia, como él mismo lo ha llamado en su discurso de fin de año ante la curia vaticana, se anunció el nombramiento del cardenal filipino Luis Antonio Tagle (de 62 años), Arzobispo de Manila, a fin de que se ponga al frente de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos (antigua Propaganda Fide). Encarga de este modo también al joven prelado, lo que serán las urgentes recomendaciones del Sínodo para la Amazonía, cuyo texto pontificio saldrá a la luz muy pronto.

El Papa Francisco saluda al cardenal Fernando Filoni, recién nombrado Gran Maestro de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro, durante su visita a la Piazza di Spagna de Roma para venerar la estatua de la Inmaculada Concepción que mira hacia la Plaza de España el 8 de diciembre de 2019.

Fotógrafo: Daniel Ibanez | Catholic News Agency

El Papa Francisco saluda al cardenal Fernando Filoni, recién nombrado Gran Maestro de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro, durante su visita a la Piazza di Spagna de Roma para venerar la estatua de la Inmaculada Concepción que mira hacia la Plaza de España el 8 de diciembre de 2019.

Así, el santo padre confía la nueva evangelización y los esfuerzos de “reevangelización” —como él mismo lo ha llamado—, a una persona afable, alegre y en sintonía con él, como es Tagle, para reemplazar al cardenal italiano Fernando Filoni, de 73 años, quien asumió el muy antiguo cargo de gran maestre de la caritativa Orden del Santo Sepulcro.

Dentro de las reformas a la curia que lo asiste, Francisco aceptó la renuncia del cardenal Angelo Sodano a la posición de cardenal decano, que este ostentaba a sus 92 años. La ocasión fue propicia para que se diera a conocer un motu proprio papal en el que se define por primera vez, que dicho cargo honorífico de Decano del Colegio Cardenalicio durará solo cinco años, renovable una vez. Se supo también que el cardenal Sodano pasará a denominarse cardenal decano emérito, como lo serán todos aquellos que dejen el cargo de Decano del Colegio Cardenalicio.

Otra novedad es que tal dignidad no recaerá de modo automático en el cardenal más anciano, sino que se le otorgará a quien gane una votación entre los cardenales que conforman la orden de los obispos.

 

AMISTAD Y SANTIDAD

El calendario también nos regaló el estreno de la película “Los dos papas”, del director brasileño Fernando Meirelles. Aunque el filme ha generado posiciones encontradas a favor y en contra de sus argumentos, por mezclar la realidad y la ficción, la mega producción nos traslada a los vibrantes momentos del año 2013, cuando el mundo fue testigo de la sentida renuncia del papa Benedicto XVI y la elección del papa Bergoglio, que para consuelo general tomó el nombre de Francisco. Otro aspecto por rescatar de este drama/comedia, es que aún las posturas más disímiles pueden encontrar puntos de convergencia, especialmente si se tiene a un mundo herido por delante.

América Latina y el mundo celebraron la beatificación del estadounidense Santiago Miller (de 37 años), hermano religioso de La Salle asesinado por odio a la fe en Guatemala en 1982, en el contexto de la guerra civil. “Que el martirio de este ejemplar educador de jóvenes, fortalezca en esa querida nación caminos de justicia, paz y solidaridad”, fueron algunas palabras con las que el Papa Francisco reconoció a este nuevo modelo de cristiano.

Hay que recordar que los católicos y demás simpatizantes acompañaron al Papa en la celebración del 50° aniversario de su ordenación sacerdotal, recibida el 13 de diciembre de 1969 de manos del entonces obispo argentino de Córdoba, Mons. Ramón José Castellano. De estos años transcurridos, 27 los ha ejercido como obispo. He allí la experiencia.

El Papa Francisco se reunió con los empleados de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano, con sus respectivas familias, para intercambiar saludos navideños dentro del Salón Pablo VI del Vaticano, el 21 de diciembre de 2019.

Fotógrafo: Daniel Ibanez | Catholic News Agency

El Papa Francisco se reunió con los empleados de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano, con sus respectivas familias, para intercambiar saludos navideños dentro del Salón Pablo VI del Vaticano, el 21 de diciembre de 2019.

El año cerró con un pedido de disculpas de Francisco por “perder la paciencia” con una peregrina que lo jaloneó en la plaza de San Pedro, y que pudo hacerlo caer o incluso atentar contra su vida. Aunque su reacción fue más bien de quien se zafa para protegerse, su rápido reconocimiento de perdón público pudo servirles a quienes sí pierden la paciencia de forma reiterada y ofenden, gritan o humillan a sus colaboradores. 

 

UN AÑO PARA RECORDAR

Si bien por algunos acontecimientos y medidas recientes del Papa le han lanzado flores pero también piedras, él continúa con su principal reforma: la del papado. Y esto es algo que solo él puede realizar como personificación del mismo.

Por ello es muy favorable que la cabeza de la Iglesia siga mostrando un rostro humilde, desprendido y sobrio que edifique a todos. Aunque es urgente que a la vez siga siendo tan decidido en las medidas que toma, transparente en sus intenciones y un gran motivador en sus enseñanzas.

El almanaque que cerramos nos dejó ser testigos —qué duda cabe— de un período donde todas estas características se han visto plasmadas en cada movimiento y palabra del Santo Padre. Allí quedarán perennes el documento clarificador sobre la teoría del género, los viajes a la ortodoxa Rumanía y al budista Japón, el ansiado sínodo panamazónico y el impulso del mes misionero extraordinario, entre muchos otros.

Tampoco olvidaremos el cambio de denominación del Archivo Apostólico Vaticano, dejando atrás el término de “secreto” que conservó por siglos. Esto no sólo generó reportajes, libros y películas, sino mucha suspicacia en las personas.

Y durante 2019, Francisco pudo crear cardenales de frontera y canonizar a nuevos santos, entre ellos al Cardenal Newman, un ex anglicano. Pero también su corazón de padre lo llevó a inaugurar la segunda “Lavandería del Papa” en Génova, que, como respuesta al Jubileo de la Misericordia, continúa lo iniciado en 2017 en Roma. En ésta se ofrece gratuitamente el uso de máquinas lavadoras, duchas y útiles de aseo para los más desposeídos, especialmente quienes carecen de hogar.

Un buen propósito para el año 2020 sería inaugurar iniciativas similares en las diócesis del mundo, porque a los pobres “siempre los tendremos entre nosotros”, en palabras del mismo Cristo. 

 José Antonio Varela Vidal es un periodista peruano que ha trabajado para Zenit en Roma y como corresponsal de Aleteia en Latinoamérica. También trabajó como director de comunicaciones para la conferencia de obispos peruanos. Ahora contribuye con La Voz Católica, periódico de la Arquidiócesis de Miami.

Latest News

Breaking News

Feature News

Parish News

School News

Sports

Columns

Homilies

Statements