Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

'Tengo 72 años y sigo soñando'

La directora de Sts. Peter and Paul, Carlota Morales, se retira después de cinco décadas en la educación

English Spanish

MIAMI | En 1961, a los 14 años, Carlota Morales llegó a Miami desde Cuba. Aterrizó un viernes para ir a vivir con sus primos. Fue a la iglesia Sts. Peter and Paul ese domingo y comenzó la escuela en Miami Senior High el lunes. Una de las pocas cosas que la aspirante a educadora rescató de La Habana fue su libro de álgebra.

Sus padres pronto se reunieron con ella, y la familia desterrada reconstruyó sus vidas desde cero. Morales obtuvo su licenciatura y maestría en la Universidad de Miami, enseñó un año en Academy of the Assumption y luego obtuvo un puesto como enseñante de sexto grado en la escuela Sts. Peter and Paul — con 64 estudiantes en la clase. 

"La inscripción en las escuelas católicas con la afluencia de cubanos era bien grande", dijo. "Fue una experiencia muy agradable. Teníamos dos descansos a la semana y períodos de planeación, no todos los días, porque la escuela no podía permitírselo. Eso era todo, sabíamos que teníamos que hacerlo", recuerda. "No tenía dudas de que eso era lo que quería hacer".

Morales con el tiempo se convirtió en subdirectora de Sts. Peter and Paul. De 1990 a 2001 fue la directora de la escuela St. Agatha, en Miami, antes de regresar a Sts. Peter and Paul como directora. En mayo, después de 52 años en la educación, la educadora cubano-americana por excelencia se retiró.

Carlota Morales entre los recuerdos de sus 50 años como educadora, en su hogar de Shenandoah, donde ha vivido desde 1967.

Fotógrafo: PRISCILLA GREEAR | FC

Carlota Morales entre los recuerdos de sus 50 años como educadora, en su hogar de Shenandoah, donde ha vivido desde 1967.

"Todavía estoy muy conmovida, especialmente porque he dedicado mi vida a eso. No tengo hijos. No tengo hermanos ni hermanas, así que Sts. Peter and Paul — como lo fue St. Agatha una vez — fue mi vida", reflexionó Morales. "Creo que hay un momento en el que tienes que dejarlo ir y continuar. Tengo 72 años, empecé cuando tenía 20".

Recordó el consejo de su muy moralista padre, un médico, con quien vivió hasta su muerte, a los 92 años. "Siempre me decía: 'No trates de meterte en un agujero'. Si me quejaba de algo, él me decía, sal del agujero y sigue adelante".

En su casa de Shenandoah, donde vive desde 1967, Morales está rodeada de reliquias religiosas, escolares y familiares y una pared de reconocimientos enmarcados, desde el Premio Nacional al Director Distinguido de los Estados Unidos hasta el Premio al Director Distinguido de la Asociación Nacional de Educación Católica. También está en el Salón de la Fama de exalumnos del Miami Dade College — el presidente retirado, Eduardo Padrón, fue su compañero de clase.

Aprecia especialmente la medalla papal Benemerenti que recibió del Arzobispo Thomas Wenski. "Fue una experiencia muy humilde. No he vivido en vano porque me gustaba hacerlo", dijo Morales, quien reza el rosario diariamente. "Y aunque mi cuenta bancaria no es enorme, creo que tengo una cuenta bancaria con él (Dios) y él se encargará de mis necesidades".

Morales obtuvo su doctorado en la UM mientras trabajaba en Sts. Peter and Paul. Fue contratada por el padre (ahora Obispo de San Agustín) Felipe Estévez como directora de St. Agatha cuando la escuela funcionaba en un centro comercial durante su construcción. "Los padres sabían que tenían que venir muy temprano. Si no, se enfrentarían a los camiones de Publix".

 

PROGRAMA PADRE PIO

Allí, lanzó la primera clase de educación especial de la Arquidiócesis con cinco niños. Hoy el Programa Padre Pío tiene tres clases.

"Fue un momento muy emocionante porque había mucho que hacer. Estaban construyendo la escuela y (era) saber lo que querías y las cosas que soñabas y a veces no tenías el dinero", dijo Morales. Para su Misa de jubilación, el coro cantó "El sueño imposible" de Don Quijote porque "en el fondo soy una soñadora. Si puedes soñarlo, puedes hacerlo".

Y vio el potencial de cada estudiante. "Creo que todos los niños pueden aprender de acuerdo a las habilidades que Dios les ha dado", afirmó Morales. "Lleva al niño donde debe estar el niño y luego trata de ayudarlo a avanzar".

Patricia S. Hernández enseñó la primera clase de educación especial y agradeció el compromiso de Morales con el programa que sirvió como modelo para otras escuelas. "Ella es simplemente inspiradora. Tiene mucha visión. También le encanta ayudar a los niños de nuevas maneras y pensar de manera innovadora", dijo Hernández, ahora directora de St. Agatha. "Fue un honor trabajar con ella. Ella inspiró a muchos otros directores y maestros a continuar su compromiso con la educación católica. Creo que realmente es una persona que dejó cosas que dieron fruto. Realmente fue una directora ejemplar".

La hija de la Dra. Vickie Borras, consejera de la escuela St. Brendan Elementary, se graduó de esa primera clase de educación especial. "Estaré eternamente agradecida", dijo. "Incluso después de que mi hija se fue de St. Agatha, (Morales) siempre estaba preguntando cómo estaba y tratando de ayudar o dar sugerencias".

Borras más tarde trabajó en Sts. Peter and Paul con Morales y vio el mismo espíritu. "Para ella ha sido una vocación, un ministerio", dijo. "Ha sido una educadora por muchos años, pero siempre me ha impresionado su preocupación. Siempre está dispuesta a ayudar a quien sea".

 

SÁNDWICH DE BOLOGNA DE 10 CENTAVOS

Morales nunca olvidó cómo ella misma se saltaba el almuerzo porque no podía pagar un sándwich de bologna de 10 centavos. "La única bandera que puedo saludar es la bandera estadounidense. Fue muy bueno para todos, nos dio la oportunidad de empezar una vida nuevamente", dijo. "Sabía lo que era no tener nada".

Al enfrentar los inevitables desafíos del liderazgo, encontró que algunos problemas "no tienen solución" y "aprendimos a estar de acuerdo o en desacuerdo" mientras se mantenía firme en sus posiciones. Mirando hacia atrás, ella lamenta que el auge de las escuelas “chárter” ha perjudicado la matriculación de las escuelas católicas. Cree firmemente que las escuelas católicas proporcionan la mejor base para la fe, las amistades y el éxito.

"La educación católica es la mejor inversión que cualquier padre puede hacer, no sólo por los beneficios espirituales, sino también porque forman un vínculo y una comunidad y una familia, que es difícil de encontrar en otro lugar", dijo Morales.

Ese apoyo de la comunidad y su profunda fe la sostuvieron después de la muerte de su padre. Ahora le encanta ver a sus ex-alumnos ser exitosos — como un médico que recientemente la saludó en un restaurante.

"Sts. Peter and Paul es como una joya en la Pequeña Habana", dijo Morales. "Las familias regresan. Hay una familia en la que fui la maestra de la abuela y la directora de las hijas y de los nietos".

El abogado Hoss Hernandez, quien tuvo a Morales como maestra de matemáticas en octavo grado, recordó que "ella era bastante estricta".  

"Era una maestra excelente. Me mantuve alejado de los problemas con ella. Yo me metía en problemas en todas partes".

Él también envió a su hijo a Sts. Peter and Paul y vio a Morales como una líder fuerte y moral que era directa, devota y disponible.

"Ella ha dado todo en esa escuela", dijo. "Cuando oí que se retiraba hace tres o cuatro meses, me quedé en shock porque ella es parte de ese lugar".

Refiriéndose a varios compañeros de clase que también matricularon a sus hijos en Sts. Peter and Paul, señaló que "todos enviaban a sus hijos con los ojos cerrados porque saben que hay una buena base educativa y espiritual... Siento que tiene mucho que ver con ella y con su liderazgo y con lo que ella representa y cómo vive".

Ahora Morales espera con ansias nuevos desafíos en su jubilación. Quiere regresar a visitar Europa y al inspirador Oratorio de San José, en Montreal. Ella recordó su mensaje diario a los estudiantes en los anuncios matutinos: "Por favor, recuerden que hoy es el primer día del resto de sus vidas".

"Tengo 72 años y sigo soñando", dijo. "Creo que la vida ofrece muchas oportunidades y nunca sabes a dónde te llevará".

Comments from readers

Monica Santos Lauzurique - 10/09/2019 03:39 PM
Dr Morales is an amazing educator and mentor! She will be sadly missed but I know that her leadership continues to live is all the students she came in contact with through the years. I am a product of Sts Peter and Paul, Catholic School System but most especially Dr Morales.
Lyn Bimonte - 10/08/2019 05:44 PM
You certainly were a model for a lot of us! Enjoy your retirement! You have earned it. God bless you!

What else is happening in these parishes?

Read other articles/events related to the parishes or schools below:

Articles(3)
St. Agatha School
Articles(37)
Events(1)
Sts. Peter and Paul School

Latest News

Breaking News

Feature News

School News

Sports

Homilies

Statements