Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

Sanación a través del rosario

Colegios arquidiocesanos celebran oraciones conjuntas tras el derrumbe del condominio

English Spanish

Rezar el rosario es una respuesta natural a tragedias como el reciente derrumbe de un condominio en Miami Beach, dijo el P. jesuita Guillermo García-Tuñón, presidente de la Escuela Belen Jesuit Preparatory.

Fotógrafo: Belen Jesuit Archives

Rezar el rosario es una respuesta natural a tragedias como el reciente derrumbe de un condominio en Miami Beach, dijo el P. jesuita Guillermo García-Tuñón, presidente de la Escuela Belen Jesuit Preparatory.

MIAMI | Ante una tragedia mayúscula —el súbito derrumbe de un edificio de varios pisos con personas atrapadas en su interior— muchos católicos del Sur de La Florida han acudido a un refugio común: la reconfortante presencia de su Madre.

Así fue que varias escuelas de la Arquidiócesis reaccionaron ante el derrumbe, el 24 de junio, del condominio Champlain Towers South, en Surfside, con el rezo del rosario. Al reflexionar sobre sus misterios gloriosos, gozosos, dolorosos y luminosos, pidieron a María ayuda y consuelo.

“Pienso que todo el mundo entiende que en el dolor, uno se dirige a su madre”, dijo Wency Ortega, quien ayudó a organizar un rosario virtual en línea el domingo 27 de junio, para estudiantes, profesores, familias y ex alumnos de la Escuela Secundaria de Christopher Columbus. “Y al acudir a nuestra Madre, acudimos a Jesús”.

Unas 2,000 personas participaron en el rosario virtual de Columbus, coordinado por un grupo de profesores y ex alumnos del colegio marista de Miami. Lo hicieron a través de YouTube, LinkedIn y Facebook Live, y se unieron a través de la plataforma StreamYard. Los participantes enviaron sus propias intenciones a través del chat. También rezaron por los miembros de media docena de familias, parte de la “gran familia” del colegio, que continuaban desaparecidos el domingo por la noche.

La oración es "una forma de servir a la comunidad", dijo Thomas Kruczek, presidente de la Escuela Secundaria Columbus.

Fotógrafo: Courtesy

La oración es "una forma de servir a la comunidad", dijo Thomas Kruczek, presidente de la Escuela Secundaria Columbus.

Otras escuelas también realizaron o planificaron sus propios rosarios. El lunes 28 de junio, Belen Jesuit Preparatory School, en Miami, congregó a 300 personas en Prayer for Surfside (Oración por Surfside). Sentados en el Teatro Roca del recinto, también escucharon las palabras de aliento del sacerdote jesuita Guillermo García- Tuñón, presidente de la escuela.

El P. García-Tuñón rezó, en primer lugar, por 11 víctimas del derrumbe del edificio, así como por las 150 que seguían desaparecidas en la noche del lunes. De pie junto a una imagen de Nuestra Señora de Belén, también explicó por qué el rosario era el vehículo elegido para estas oraciones.

“Como católicos, ponemos gran parte de nuestra esperanza y nuestros temores, nuestra tristeza y nuestro enfado en las manos de la madre de Jesús”, dijo. “Ella experimentó la alegría y la tristeza de Jesús. Experimentó su miedo, su enojo y su dolor. Experimentó su muerte. Es natural que en momentos de tanta tristeza y dolor acudamos a nuestra madre en busca de ayuda”.

La academia de Our Lady of Lourdes anunció un rosario para el 1 de julio, cuando se cumplió una semana del derrumbe del edificio. El evento, en Instagram Live, fue planificado especialmente para cinco familias que aún esperaban noticias de sus seres queridos: tíos, tías, primos, abuelas y otros, 10 personas en total.

“Cada decena [del rosario] será por una de las familias”, explicó la portavoz de la academia de Lourdes, Olga Martínez. Agregó que diferentes personas de la comunidad representarían a las familias durante las oraciones.

El profesorado y el personal han estado recaudando donaciones para las familias afectadas en Lourdes, dijo Martínez. Añadió que la Hermana Carmen Fernández, presidenta del colegio, también les ha ofrecido su apoyo.

La experiencia de comunidad ha sido una parte vital de la oración en grupo, según Thomas Kruczek, presidente de Columbus High School, que dio un discurso de bienvenida el domingo por la noche.

“Como familia católica, nos sentimos bien al rezar el rosario”, afirmó. “Todos nos sentimos inútiles al ver los vídeos y leer el periódico. [Pero] algo que hacemos es orar. Es una forma de servir a la comunidad”.

Resulta irónico que el nacimiento acelerado del rosario de la escuela secundaria de Columbus haya sido un derivado de la pandemia de COVID. Hace quince meses, el cardiólogo Glenn Barquet, un ex alumno de 1988, enfermó del virus y murió. Sus compañeros de 1988 empezaron a celebrar reuniones de oración cada noche a través de Zoom, al principio sólo entre ellos, luego incluyendo a sus amigos, una congregación virtual que llegó a reunir a 150 personas.

Algunos incluso empezaron a conectarse desde sitios tan diversos como Austin, Washington, D.C., Venezuela y la República Dominicana. “Después, nos quedábamos tres o cuatro horas, volviendo a conectar con gente con la que no habíamos hablado en muchos años”, contó Ortega.

Después de la muerte del Dr. Barquet, su esposa e hijos pidieron a la clase de 1988 que continuara con los rosarios nocturnos, dijo Ortega. “Decían que el rosario les ayudaba, les consolaba, les daba fuerzas para atravesar el proceso de duelo”.

Cada noche, uno de los ex alumnos de 1988 dirige las oraciones, y entre 15 y 25 personas asisten con regularidad, indicó Ortega.


Latest News

Breaking News

Feature News

School News

Columns

Homilies