Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

El dilema de un pastor: El derrumbe de un edificio

El P. Juan Sosa dice que los creyentes deben ver cómo Dios obra detrás de la tragedia

English Spanish

El P. Juan Sosa es párroco de la iglesia de St. Joseph, en Miami Beach, la parroquia católica más cercana a Champlain Towers South, en Surfside, parcialmente derrumbada. Desde el colapso ocurrido el 24 de junio, ha concedido docenas de entrevistas a los medios de comunicación y ha visitado el centro donde las familias esperan noticias sobre sus seres queridos. Escribió este artículo el 29 de junio porque, según explicó, “escribir suele ayudarme y liberar mis pensamientos y sentimientos”.

En el seminario no existe una formación específica para esta “experiencia”. Las vidas que se pierden por enfermedad o accidente individual, o incluso por violencia, nos proponen un reto diferente. En esos casos, el sacerdote ofrece los sacramentos de la penitencia y la unción a los necesitados, porque sabe que es Cristo y la comunidad de la Iglesia quienes están presentes a través de él, y quienes consuelan y sanan los corazones rotos —y, a veces, a los cuerpos en descomposición.

El P. Juan Sosa, párroco de la iglesia St. Joseph, en Miami Beach, la más cercana al edificio de condominios parcialmente derrumbado en Surfside, habla con los medios de comunicación el 25 de junio de 2021.

Fotógrafo: TOM TRACY | FC

El P. Juan Sosa, párroco de la iglesia St. Joseph, en Miami Beach, la más cercana al edificio de condominios parcialmente derrumbado en Surfside, habla con los medios de comunicación el 25 de junio de 2021.

Ahora bien, ¿cómo se puede tratar con un grupo de fieles que reside en un edificio que se derrumba inesperadamente en medio de la noche? La respuesta surge de la propia tragedia que, en última instancia, afecta a todos los que se enteran y observan los escombros: Hay que estar presente y disponible, con la esperanza de que Dios restaure lo que se ha destrozado y conceda la paz a los que esperan noticias de sus familiares y amigos.

En algún momento, sobre todo por la noche, anhelas con esperanza escuchar las voces de los que están atrapados: los matrimonios que asisten a la Misa y colaboran con los proyectos parroquiales, los niños que recibieron la Primera Comunión de tu mano; las parejas que intercambiaron sus votos matrimoniales ante ti; los ancianos que encuentran consuelo en el acompañante que les asiste. ¿Volveremos a escuchar esas voces? ¿Se unirán a nuestros feligreses en el culto para escuchar la Palabra de Dios y participar en la Eucaristía, el sacramento de la vida?

Ante todo, hay que elevarles en oración con toda la comunidad, y dar gracias por los signos de vida nueva en medio de la angustia y el dolor emocional: la ardua y continua labor de los primeros socorristas; la disposición persistente de la gente para compartir lo que pueda con los que han perdido su hogar; el consuelo de los consejeros y capellanes; el compromiso de los jóvenes de convertirse en embajadores de las buenas noticias en medio de las malas; y, sobre todo, el dejar de lado las ideologías políticas que a menudo se convierten en un obstáculo para el diálogo sano, con el fin de ser testigos de la unión de líderes cívicos de partidos contrarios.

Alegrémonos y tengamos esperanza. Cada pastor, y cada creyente, cada cristiano, cada católico, debe ver cómo Dios actúa más allá de un dilema tan trágico. En las palabras de Santa Teresa de Ávila, en esos momentos difíciles ves las manos y los pies de Cristo en los demás, la voz de Cristo y el corazón de Cristo en acción a través del amor que muchos de los que te rodean comparten con los que sufren. Es una experiencia iluminadora que a menudo te pierdes en tu rutina diaria. Es una experiencia pastoral que no se encuentra en el plan de estudios del seminario, pero que ciertamente se siembra en el corazón de los futuros sacerdotes a través de su llamado a este ministerio único que exige una mirada diaria a la Cruz, a través de la cual Cristo sigue transformando el dolor humano en sacrificio vicario.


Comments from readers

Pat Solenski - 07/01/2021 10:06 AM
Thank you Father for your words of wisdom in this time.
Deacon Tom Hanlon - 07/01/2021 09:55 AM
Thank you Father Sosa for your words which help me in my ministry as a Police Chaplain for MDPD. I have been there since Thursday with families and friends of those who lived in the building. They all need prayer to help them through the anguish of not knowing and their hope that their relatives will be found alive. Yesterday the survivors took a tour of the collapsed building. They spoke of how they escaped and are thankful but they have lost all their possessions including pictures of family members. Your training when I was studying for the Deaconate 26 years ago helped me deal with this crisis.
Danoushka Capponi - 06/30/2021 11:05 PM
Proud of you Father and proud of my parish. You always find the right words. Thank you for your constant support.
Bernardo R Garcia-Granda, M.D. - 06/30/2021 05:05 PM
If you are like me, I watch the news on TV every night. Many times I tell my wife that I am going to stop watching because there is too much violence and death portrayed. Usually those images are of destruction and suffering in far away places, so we conclude that it could not happen to us. This time it did happen in our own back yard, and we were not prepared for what was to come. After the initial shock, we are now starting to slowly process what has happened. We can only conclude that we need to be more kind to our fellow human beings and learn to live in peace and harmony with each other, as we never know when tragedy can hit anyone of us. Fr. Sosa has a very difficult job ahead dealing with his parishioners and needs all of our prayers. Let us join in asking for God’s mercy for the victims, survivors, and families. Let us not forget to pray for the first responders and all involved in this terrible tragedy.
Teresa Fernandez Soneira - 06/30/2021 02:41 PM
Gracias, Padre Sosa, por sus palabras tan reconfortantes en estos momentos tan difíciles para todos. Que Dios ponga su mano y nos ayude a aceptar su voluntad.
HECTOR GONZALEZ - 06/30/2021 02:15 PM
Gracias Padre Sosa por tan bellas palabras ante una realidad tan tragica e inhumana. Cuantas vidas han sido tronchadas en cuestion de segundos. Vivimos en un mundo violento a veces. La tristeza creada por la pandemia del Covid ha agitado la mente de muchas gentes a cometer actos horrendos e inexplicables. Pero aqui nos hallamos ante las leyes de la Fisica y de la Gravedad que son a veces anti-humanas y capaces de extrujar imperturbablemnte tantos seres maravillosos que esa noche dormian sonando un cielo de estrellas y un mar de infinitud. Los llevamos en el corazon y sabemos que Dios los ha acogido en su Inmenso Corazon.
Valli Leone - 06/30/2021 01:39 PM
It is such a blessing to have seen Father Juan Sosa on CNN today with his report on the presence of the Body of Christ alive at Saint Joseph’s Catholic Church in Surfside. As young parents over 50 years ago, my husband and I attended Saint Joseph’s every week. Thank you, Holy Spirit, that you who began the great work there and everywhere are faithful to complete it. Jesus never fails; and as One, Holy, Catholic and Apostolic Church, I rejoice heartily, knowing that many lives are being saved and transformed even through this tragedy. We now reside in Key Largo and attend Saint Justin the Martyr Catholic Church. Wherever we go, Jesus’ presence in the Word, the Eucharist and in the fellowship of His people changes everything! We will not stop praying for the victims of the Condo collapse, all the while praising God, our Healer and Deliverer forever. ✝️⚓️💜

Latest News

Breaking News

Feature News

School News

Columns

Homilies