Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

Adultos mayores se vacunan en San Lázaro

La parroquia ofrece su terreno para vacunación de un día desde el vehículo para residentes de Hialeah y Hialeah Gardens

English Spanish

Reina Rodríguez, de 85 años, feligresa de St. John the Apostle en Hialeah, recibe su primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 de Moderna en la iglesia San Lázaro en Hialeah, el 20 de enero de 2021. San Lázaro se convirtió en la primera parroquia arquidiocesana en servir como un sitio de vacunación contra el COVID-19. Recibieron la vacuna un total de 700 residentes de Hialeah y Hialeah Gardens de 65 años o más, incluyendo 150 feligreses de San Lázaro. La distribución, apoyada por el estado, fue organizada por el Comisionado del Condado de Miami-Dade, René García, que representa la zona.

Fotógrafo: ANA RODRIGUEZ-SOTO | FC

Reina Rodríguez, de 85 años, feligresa de St. John the Apostle en Hialeah, recibe su primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 de Moderna en la iglesia San Lázaro en Hialeah, el 20 de enero de 2021. San Lázaro se convirtió en la primera parroquia arquidiocesana en servir como un sitio de vacunación contra el COVID-19. Recibieron la vacuna un total de 700 residentes de Hialeah y Hialeah Gardens de 65 años o más, incluyendo 150 feligreses de San Lázaro. La distribución, apoyada por el estado, fue organizada por el Comisionado del Condado de Miami-Dade, René García, que representa la zona.

HIALEAH | Dos sacerdotes tuvieron que convencer a Yolanda Pérez para que se pusiera la vacuna contra el COVID-19: Su párroco, el P. José Espino; y su hijo, el P. Luis Pérez, párroco de la iglesia San Pablo, en Marathon.

El P. Pérez también se aseguró de consultar con su médico.

"Yo no me la quería poner pero por Luis y por él (el P. Espino) lo hice", dijo Yolanda, de 85 años. "Con Dios por delante".

El P. Espino también le facilitó las cosas. Ella fue una de los 150 feligreses que se vacunaron en San Lázaro, en Hialeah, el 20 de enero de 2021. La parroquia fue la primera en la Arquidiócesis en asociarse con funcionarios del gobierno como sitio de vacunación, algo que el Arzobispo Thomas Wenski está alentando.

Vista de la distribución de la vacuna contra el COVID-19 que se realizó en la parroquia San Lázaro en Hialeah, el 20 de enero de 2021. Alrededor de 700 residentes de Hialeah y Hialeah Gardens, de 65 años o más, recibieron su primera dosis de la vacuna Moderna, y volverán en cuatro semanas para su segunda dosis.

Fotógrafo: ANA RODRIGUEZ-SOTO | FC

Vista de la distribución de la vacuna contra el COVID-19 que se realizó en la parroquia San Lázaro en Hialeah, el 20 de enero de 2021. Alrededor de 700 residentes de Hialeah y Hialeah Gardens, de 65 años o más, recibieron su primera dosis de la vacuna Moderna, y volverán en cuatro semanas para su segunda dosis.

San Lázaro ofreció su amplio terreno para realizar la distribución de la vacuna dentro de los vehículos — con algunas personas que llegaron a pie — a petición del Comisionado del Condado de Miami-Dade, René García, quien representa el área y a quien FEMA, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, le ofreció las dosis, según el P. Espino.

Un total de 700 ancianos residentes de Hialeah y la cercana Hialeah Gardens recibieron en la iglesia su primera dosis de la vacuna Moderna. Volverán allí dentro de cuatro semanas para recibir la segunda dosis.

"Hemos trabajado juntos para la distribución de alimentos y tenemos el espacio", explicó el P. Espino, refiriéndose al comisionado García. "Estamos ofreciendo esto para la comunidad. No es un evento parroquial. Es para ayudar a la comunidad".

Elizabeth y Dagoberto Rodríguez, de 75 y 79 años respectivamente, llenan su información médica antes de recibir la vacuna Moderna contra el COVID-19 en su parroquia San Lázaro en Hialeah, el 20 de enero de 2021.

Fotógrafo: ANA RODRIGUEZ-SOTO | FC

Elizabeth y Dagoberto Rodríguez, de 75 y 79 años respectivamente, llenan su información médica antes de recibir la vacuna Moderna contra el COVID-19 en su parroquia San Lázaro en Hialeah, el 20 de enero de 2021.

Pero sí envió un correo electrónico a todos sus feligreses mayores de 65 años, instándoles a que hagan una cita.

"Estoy instando a la gente a que se vacune lo antes posible", dijo el P. Espino, quien no lo podrá hacer hasta que cumpla los 65 años en abril. Pero los sacerdotes jubilados de la Archidiócesis y los mayores de 65 años ya lo han hecho, al igual que el Arzobispo Wenski.

"No hay absolutamente ninguna objeción moral", dijo el P. Espino, citando al P. Alfred Cioffi, teólogo moral residente de la Archidiócesis.

Dos antiguos feligreses de San Lázaro, Elizabeth y Dagoberto Rodríguez no tuvieron reparos en vacunarse.

"Nosotros queríamos ponérnosla", dijo Elizabeth, de 75 años.

"Ya a esta edad, si hay algún problema, no me importa", dijo Dagoberto, de 79 años.

La pareja, feligreses de San Lázaro desde su fundación, ha permanecido prácticamente en cuarentena durante los últimos nueve meses, saliendo sólo para lo esencial y asistiendo a Misa en persona sólo los viernes, cuando hay menos gente. Es una sugerencia que el P. Espino da a los feligreses que desconfían de estar en espacios concurridos.

Después de vacunarse sin siquiera hacer una mueca de dolor, Elizabeth dijo: "Ni me enteré".

El P. José Espino, párroco de la iglesia San Lázaro en Hialeah, habla con una reportera de Telemundo 51 mientras la vacunación está en marcha detrás de él, el 20 de enero de 2021.

Fotógrafo: ANA RODRIGUEZ-SOTO | FC

El P. José Espino, párroco de la iglesia San Lázaro en Hialeah, habla con una reportera de Telemundo 51 mientras la vacunación está en marcha detrás de él, el 20 de enero de 2021.


Latest News

Feature News

Parish News

School News

Columns

Homilies