Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

¿Un mundo sin reglas?

English Spanish George Weigel Profile

Establezcamos que los términos "comunidad internacional" y "orden internacional basado en reglas" a menudo han quedado reducidos a palabrería sin sentido. Establezcamos además que algunos de los que invocan un "orden internacional basado en reglas" buscan la imposición de la República "Woke" en todas partes. Establezcamos incluso que el sueño de un mundo sin conflictos regido únicamente por el derecho internacional y el "diálogo" ignora los efectos duraderos del pecado original en la esfera política.

Dicho esto, hay algo agravante e irresponsable en las granadas retóricas que se lanzan desde la subdivisión del corralito de la "Nueva Derecha" contra las "fantasías idealistas" de un orden internacional "basado en reglas", al que no se proponen alternativas creíbles.

¿Quieren saber cómo es un mundo sin orden, un mundo en el que incluso las normas tácitas se incumplen con aparente impunidad?

Es un mundo en el que un dictador megalómano, que se hace pasar por presidente legítimo y defensor de la civilización cristiana, asesina a sus opositores internos; aplasta todos los esfuerzos públicos por manifestar la disidencia; ensucia el espacio de comunicación con una mentira tras otra; invade un país vecino pacífico e intenta anexionarse grandes franjas de su territorio; autoriza el ataque deliberado a civiles inocentes y destruye voluntariamente guarderías, hospitales de maternidad e iglesias; niega los crímenes de guerra (incluidas las torturas y las ejecuciones masivas) cometidos por su chusma de ejército; practica el chantaje energético; amenaza con el uso de armas nucleares; convierte a los líderes religiosos tradicionales de su país en perritos falderos blasfemos; y trastorna toda la economía mundial al poner a los más débiles y pobres en riesgo de hambruna.

Es un mundo en el que otro dictador despiadado, que se imagina a sí mismo como portador del mandato, si no del cielo, al menos de la "historia", trastorna el mundo durante más de un año a través de una pandemia que no pudo controlar (y que puede haber creado); trata de comprar su camino hacia el dominio mundial al sobornar a los políticos del Tercer Mundo mientras coloniza sus países a través de proyectos de infraestructura que inducen a la deuda y que le permitirán proyectar el poder globalmente; realiza maniobras militares agresivas contra sus vecinos inmediatos; practica el genocidio étnico y cultural a través de los campos de "reeducación"; destruye la libertad de una ciudad-estado que fue próspera; exige que incluso los grupos religiosos aprobados se sometan a su "pensamiento"; y encarcela a hombres y mujeres valientes que le dicen la verdad al poder sobre la libertad que tan claramente le asusta.

Es un mundo en el que otro dictador maníaco, con un corte de pelo repugnante, desarrolla armas nucleares y dispara descaradamente misiles balísticos sobre un vecino, mientras dirige su país como un vasto campo de concentración en el que la inanición es un instrumento de la política estatal.

Es un mundo en el que los teócratas apocalípticos utilizan el sistema estatal para imponer su concepto del "bien supremo" mediante el asesinato, la tortura y la brutalidad policial, al tiempo que desestabilizan aún más la región volátil en la que viven.

Es un mundo en el que los participantes no estatales, como las organizaciones terroristas, causan estragos en otros desde sus bases en países fallidos.

Es un mundo en el que un adolescente atrofiado, que ahora tiene más de setenta años, destruye la sociedad civil y la economía de una pequeña y empobrecida nación; pone a sus posibles opositores políticos bajo arresto domiciliario durante meses; construye prisiones de tortura para los sacerdotes; expulsa del país a las Misioneras de la Caridad; difama a la Iglesia a través de sus medios de comunicación dominados por el régimen; y arresta a un obispo católico bajo cargos completamente falsos.

Así es como se ve un mundo sin reglas siquiera tácitas, y sin líderes dispuestos a hacerlas cumplir. Cualquiera que imagine que este tipo de mundo no acabará causando graves daños a Estados Unidos, está perdido en una niebla ideológica y ciego a la realidad. Lo que ocurra con Ucrania; lo que ocurra con los países bálticos y con Polonia si no se derrota la agresión rusa en Ucrania; lo que ocurra con el cardenal Joseph Zen y con Jimmy Lai en Hong Kong; lo que ocurra con Taiwán y con los uigures de la provincia de Xinjiang; lo que ocurra si los mulás consiguen la bomba o si Al Qaeda se reconstituye; lo que ocurra en los estados en decadencia de Centroamérica... todo esto nos afecta ahora, y seguramente lo hará en el futuro.

Es cierto que Estados Unidos no puede ser el policía que se enfrente a todos los regímenes criminales del planeta. Pero alguien debe organizar la patrulla cuando los anárquicos amenazan las reglas tácitas que sustentan el orden mínimo necesario para evitar que el mundo se convierta en un pelotón de fusilamiento circular, una jungla hobbesiana en la que todos se enfrentan a todos. No comprender este punto fundamental no sólo sugiere ignorancia histórica y miopía estratégica. También revela una falta de comprensión del principio de solidaridad, uno de los cuatro pilares de la doctrina social católica.

George Weigel
Visit blogger's profile >>

Comments from readers

Valli Leone - 11/22/2022 12:48 AM
I enjoyed reading your article. Yes, George, it seems as though the world has gone crazy and totally disregarded God‘s love and commands. We are reminded that the devil’s fury knows no limits because he knows his time is short. In the brutal political conditions that our country and so many others are in right now, it’s not difficult to see that chaos is bound to exist for quite some time. Thankfully, however, we do not get discouraged or allow hopelessness in. For we know that our citizenship is in heaven. Holy Spirit, give our President and all leaders the discernment they need to guide our nations into the truly abundant life that Jesus came to give us. In the meantime, as Catholic Christians, are we willing to fast and to pray without ceasing according to God‘s will? He alone is able to guide us into all truth and give us health in spirit, soul and body. Father, forgive us; most of the time we don’t know what we are doing, thinking or saying. Money, pride and greed are ruling too often in our hearts, rather than faith, hope and love. Still, the Lord tells us to stand erect and raise our heads because our redemption is at hand. The ultimate question, in my opinion, is: Are we ready? Let’s use this upcoming Advent season just for that. Come, Lord Jesus, come! ✝️⚓️💜
Gustavo - 11/21/2022 04:15 PM
So what's you're solution George? Do you want to get into a nuclear war with Russia? History has proven that US intervention in countries such as Iraq, Afghanistan, and Vietnam, has caused this country dearly (financially in the billions ) and, more importantly, in lives lost. Are any of those countries better off because the US intervened? The US has already given over 10 billion in "aid" to the corrupt Ukrainian government. Meanwhile, US citizens can't pay for gas, rent, etc. I know you and your Neo-con friends love sending US troops into war, but that is not the solution. The solution is to re-establish the Social Kingship of Christ. Something you mock on a routine basis.

Let's Talk Blog

Meet the Bloggers