Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

Fieles de la Virgen de la Caridad celebran los 60 años de la llegada de su imagen a Miami

Por primera vez se celebra en su santuario, la Ermita de la Caridad

MIAMI | Con una Misa al aire libre y en su propia casa, el Santuario Nacional de la Ermita de la Caridad, los devotos de “Cachita” celebraron los 60 años de la llegada a Miami de la venerada imagen, en el día de su fiesta, el 8 de septiembre.

Miembros de Encuentros Juveniles entran en procesión con la imagen de la Virgen de la Caridad al comenzar la Misa anual en honor de la Patrona de Cuba, que este año tuvo lugar al aire libre en los terrenos de la Ermita de la Caridad, el 8 de septiembre de 2021.

Fotógrafo: IZZI RENNELLA | FC

Miembros de Encuentros Juveniles entran en procesión con la imagen de la Virgen de la Caridad al comenzar la Misa anual en honor de la Patrona de Cuba, que este año tuvo lugar al aire libre en los terrenos de la Ermita de la Caridad, el 8 de septiembre de 2021.

Este año, por primera vez la celebración se realizó en los exteriores del santuario de la Virgen, con la asistencia de alrededor de 2,000 fieles, entre laicos, religiosos y sacerdotes.

Concelebraron la Misa el Arzobispo Thomas Wenski; el Obispo de St. Augustine, Felipe Estévez; el Obispo Auxiliar de Miami, Enrique Delgado; alrededor de 40 sacerdotes arquidiocesanos y 70 sacerdotes pertenecientes a la Asociación Nacional de Sacerdotes Hispanos en Estados Unidos, que se encontraban en Miami en su convención anual.

Debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus, no se pudo conseguir un lugar que albergara a tantas personas juntas, por lo que el P. Fernando Hería, rector de la Ermita de la Caridad, llegó a decir: “Parece que la Virgen no quiere salir de su casa este año”, comentó Javier Fernández, administrador de la Ermita de la Caridad.

“Nunca se había hecho esto”, dijo Fernández, y agregó que el temor más grande era el mal tiempo. “Tradicionalmente, los 8 de septiembre llueve y no fue la excepción”, señaló. Pero poco antes de las 5 p.m., la hora en que se abrían las puertas al público, el cielo se despejó y se pudo realizar la celebración sin ningún otro contratiempo.

La imagen de la Virgen permaneció todo el día en su propio santuario, donde más de 6,000 devotos la visitaron hasta poco antes de la celebración, cuando fue llevada a la iglesia vecina de St. Kieran, ubicada a pocos metros, para que luego entrara en procesión a la celebración, como es costumbre.

Voluntaria de la Archicofradía de la Virgen de la Caridad entrega a los asistentes los programas de la celebración anual en la puerta del Santuario de la Ermita, donde se realizó la celebración por primera vez en 60 años.

Fotógrafo: ROCIO GRANADOS | LVC

Voluntaria de la Archicofradía de la Virgen de la Caridad entrega a los asistentes los programas de la celebración anual en la puerta del Santuario de la Ermita, donde se realizó la celebración por primera vez en 60 años.

Alrededor de 2000 personas participaron de la Misa de celebración de la Virgen de la Caridad, en los exteriores de su santuario en Miami, el 8 de septiembre de 2021.

Fotógrafo: ROCIO GRANADOS | LVC

Alrededor de 2000 personas participaron de la Misa de celebración de la Virgen de la Caridad, en los exteriores de su santuario en Miami, el 8 de septiembre de 2021.

Al llegar, la imagen de la Virgen fue ovacionada por sus devotos, y algunos recordaron la emoción que sintieron al ver la misma imagen entrar al estadio Bobby Maduro, de Miami, hace 60 años.

“Aquello estuvo tan emotivo, estábamos tan deseosos de la Virgen. Nos sentimos tan felices allí, en el estadio de Miami que ya no existe”, recordó José Pacheco, que en esa época tenía 15 años.

El estadio se llenó por completo con más de 30 mil cubanos fuera de la isla. “Nos convocaron allí, porque íbamos a ver a la Virgen por primera vez”, indicó Pacheco.

“Yo tenía 19 años y volverla a ver (a la Virgen) de esa forma, fue extremadamente emotivo”, dijo Manolo Reyes, comisionado de la ciudad de Miami.

Reyes también recordó que la imagen de la Virgen que hoy se venera en Miami llegó escondida en una maleta. El P. Armando Jiménez Rebollar, que había salido de Cuba unos meses antes por la persecución religiosa del régimen comunista que se había implantado en la isla, tenía una réplica de la imagen original que se encuentra en el Santuario de El Cobre y pidió que la trajeran a Miami.

A través de gestiones en las embajadas de Italia y de Panamá en La Habana, el mismo 8 de septiembre, el día de la fiesta de la Caridad, la imagen fue entregada a Luis Gutiérrez Areces, un opositor al régimen a quien dos días antes se le había aprobado un salvoconducto para viajar a Miami.

“Hace 60 años que la traje, tenía 24 años”, dijo Gutiérrez. De ese día, recuerda que él sabía el gran encargo que estaba trayendo. “Yo les dije que para quitármela, tenían que matarme”.

Gutiérrez fue parte de la celebración de este año, y llevó como parte de las ofrendas de la Misa el manto que la Virgen traía cuando llegó a Miami.

Marité Alfonso canta durante la Misa de celebración de la Virgen de la Caridad, en los exteriores de su santuario en Miami, el 8 de septiembre de 2021.

Fotógrafo: ROCIO GRANADOS | LVC

Marité Alfonso canta durante la Misa de celebración de la Virgen de la Caridad, en los exteriores de su santuario en Miami, el 8 de septiembre de 2021.

El Arzobispo Thomas Wenski al finalizar la Misa de celebración de la Virgen de la Caridad saluda a los asistentes en los exteriores de la Ermita de la Caridad, el 8 de septiembre de 2021.

Fotógrafo: ROCIO GRANADOS | LVC

El Arzobispo Thomas Wenski al finalizar la Misa de celebración de la Virgen de la Caridad saluda a los asistentes en los exteriores de la Ermita de la Caridad, el 8 de septiembre de 2021.

Luis Gutiérrez Areces (izquierda), posa para la foto con Javier Fernández, administrador de la Ermita de la Caridad al finalizar la celebración de la Virgen de la Caridad en los exteriores de su santuario en Miami, el 8 de septiembre de 2021. Gutiérrez a los 24 años trajo la imagen de la Virgen de la Caridad a Miami hace 60 años.

Fotógrafo: ROCIO GRANADOS | LVC

Luis Gutiérrez Areces (izquierda), posa para la foto con Javier Fernández, administrador de la Ermita de la Caridad al finalizar la celebración de la Virgen de la Caridad en los exteriores de su santuario en Miami, el 8 de septiembre de 2021. Gutiérrez a los 24 años trajo la imagen de la Virgen de la Caridad a Miami hace 60 años.

Dijo sentirse bien de estar en la celebración de los 60 años, y “que esta celebración sea aquí en la Ermita, donde debía ser”. Y sobre la razón de haber sido elegido para traer la imagen de la Virgen desde Cuba, agregó: “eso nada más que lo sabe ella”.

Desde esa primera celebración en 1961, no se ha dejado de festejar a la Virgen, cada año en su día. Han sido escenarios de estas celebraciones el Miami Stadium, el Marine Stadium, la American Airlines Arena, el Hipódromo de Hialeah, y el centro de convenciones de la Universidad de Miami, entre otros.

“Y ahora lo estamos celebrando aquí (en su santuario), que creo que es el lugar idóneo, porque aquí está ella”, indicó Reyes.

Lo mismo opina Pacheco, La celebración estuvo “muy linda, nos gusta más aquí”.

 

SIEMPRE HAY ESPERANZA

Cuando la imagen de la Virgen llegó a Miami, los cubanos exiliados que se congregaron en el estadio de Miami en una sola voz gritaron: “¡Virgen de la Caridad, salva a Cuba!”

“Han pasado 60 años y todavía le estamos pidiendo que logre la libertad para Cuba: es lo que todos los cubanos queremos”, dijo Pacheco.

“Hay mucha esperanza; Cuba va a ser libre, no me cabe la menor duda, y va a ser libre por el esfuerzo de sus hijos, los que están en Cuba”, dijo Reyes, refiriéndose a las protestas que se realizaron espontáneamente en el mes de julio en diferentes localidades de la isla.

“Nos dio mucha alegría ver cómo el pueblo solo, sin nadie convocarlo, se volcó a la calle a pedir libertad”, dijo Pacheco.

“Todos estamos conscientes de la situación que vive y que ha vivido durante tantas décadas el pueblo cubano; por eso, en un día como este, hay la acción de gracias, pero hay también el ruego fervoroso que ya por 60 años viene haciendo el pueblo desterrado de Cuba ante la imagen de Nuestra Señora”, dijo el periodista radial Julio Estorino y agregó, “siempre hay esperanza. Es bonito ver que después de tantos años se mantiene la tradición”.

La Virgen “sabe lo que hoy nos preocupa a todos los cubanos y que ha causado tantas manifestaciones verdaderamente sorprendentes”, dijo Mons. Felipe Estévez, actual Obispo de St. Augustine, que también fue sacerdote arquidiocesano y Obispo Auxiliar de Miami, durante su homilía.

Recordó que la Ermita de la Caridad, el gigantesco esfuerzo de Mons. Agustín Aleido Román, “es la casa espiritual de todos los cubanos y de todos los hijos de Dios que aquí peregrinan y dejan a los pies de la Virgen sus oraciones, sus más sentidos gemidos y esperanzas”.

El Arzobispo Thomas Wenski, casi al finalizar la celebración, dijo que “hoy recordamos cómo llegó la Virgen de la Caridad a estas tierras del Sur de La Florida como peregrina de Dios, como una exiliada más. A lo largo de estos 60 años, aquí se quedó, en la Ermita junto al mar, para prodigar amor y consuelo a todos, para acoger al recién llegado; al que está en problemas, al que sufre la enfermedad o la nostalgia, al que quiere dar gracias por tantas alegrías y regalos”.

En la celebración se pidió por los afectados por la pandemia de coronavirus, y porque termine pronto esta pesadilla mundial. Se recordó a todos los que contribuyeron a que llegara la imagen a Miami, y a que se construyera su santuario: a Mons. Román, a Mons. Armando Jiménez Rebollar, quien donó la imagen; a Luis Gutiérrez, quien trajo la imagen; al P. Francisco Villaverde, que predicó la primera Misa el 8 de septiembre de 1961; al Arzobispo Coleman Carroll, que donó el terreno donde se construyó la Ermita; y a Mons. Bryan Walsh, que acogió a alrededor de 14 mil niños cubanos en la Operación Pedro Pan.

También reconocieron a los voluntarios de la Archicofradía de la Ermita que mantuvieron muy viva la actividad de la Ermita que acoge la imagen de la Virgen.

La sorpresa, al final, fueron los juegos artificiales que despidieron la celebración de este año.

La imagen de la Virgen de la Caridad se despide de sus fieles al terminar la Misa de celebración en su honor, el 8 de septiembre de 2021. Por primera vez en 60 años la celebración se realizó en los exteriores del santuario de la Ermita, en Miami.

Fotógrafo: CRISTINA CABRERA JARRO | FC

La imagen de la Virgen de la Caridad se despide de sus fieles al terminar la Misa de celebración en su honor, el 8 de septiembre de 2021. Por primera vez en 60 años la celebración se realizó en los exteriores del santuario de la Ermita, en Miami.

Click here to post your comments about this article.

Latest News

Feature News

Parish News

School News

Columns

Homilies