Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

Encuentros Familiares: Un ministerio que cumple 50 años evangelizando a las familias

No se busca la perfección, se busca un cambio en la relación de padres con hijos

Participantes del Encuentro Familiar número 327, entre padres de familia, sus hijos e integrantes del equipo organizador, posan con el P. Marcelino García, director espiritual de Encuentros Familiares. El retiro de dos días se realizó el 21 y 22 de noviembre de 2020, en el Centro de Espiritualidad Ignaciana.

Fotógrafo: Courtesy Encuentros Familiares

Participantes del Encuentro Familiar número 327, entre padres de familia, sus hijos e integrantes del equipo organizador, posan con el P. Marcelino García, director espiritual de Encuentros Familiares. El retiro de dos días se realizó el 21 y 22 de noviembre de 2020, en el Centro de Espiritualidad Ignaciana.

MIAMI | A principios de la década de 1970, mientras el P. Florentino Azcoitia S.J. trabaja en el Colegio Jesuita de Belén, descubrió que para ser director espiritual de los jóvenes, debía trabajar con la familia. De allí le vino la idea de fundar un movimiento que ayude a la familia, a los padres y a los hijos.

En mayo de 1971, el P. Azcoitia (fallecido en 2010) fundó el movimiento Encuentros Familiares, ayudado sobre todo por un grupo de laicos que vieron la necesidad de mantener a la familia unida.

La idea de los Encuentros Familiares es unir a padres e hijos a través de dinámicas, conferencias, charlas y una serie de actividades que permitan entender las funciones de ambos, todo esto durante retiros de dos días.

Encuentros Familiares está dirigido a padres de familia y sus hijos, entre las edades de 12 a 21 años. Las charlas y reflexiones están dados por matrimonios voluntarios que ya pasaron retiros anteriores y por jóvenes que también pasaron retiros con sus padres.

En los retiros los padres y los hijos participan los dos días en dinámicas parecidas pero diferentes y se reúnen el último día para celebrar la Misa y compartir.

A los padres “se les presentan los problemas desde el ángulo de sus hijos. Y los hijos les hablan a los padres y el cambio para mejorar es grande”, dijo el P. Marcelino García, quien fue presidente y director de la escuela Jesuita de Belén de Miami por 25 años, antes de ser director espiritual de los Encuentros Familiares desde agosto de 2010.

“Los problemas no se resuelven totalmente, como cualquier problema en la vida, pero sacan del encuentro un optimismo, un puedo mejorar, un puedo resolver en parte estos problemas”, dijo el P. García y agregó, “no estamos buscando la perfección, estamos buscando un cambio en la pareja y un cambio en la relación padres con hijos, es un mejoramiento”.

Este cambio ha ido sucediendo a lo largo de estos años en los que más de 10 mil parejas y jóvenes han participado en los más de 300 retiros de Encuentros Familiares que se han realizado.

En este apostolado que cumple ya 50 años evangelizando a las familias, “miles han encontrado el apoyo necesario para reestructurar su vida familiar y para crecer en el amor mutuo, y sobre todo en el amor a Dios, que debe estar siempre en el centro del hogar cristiano”, dijo el Arzobispo Thomas Wenski durante su homilía de la Misa por el 50 aniversario del movimiento, realizada el 16 de mayo, en la Catedral St. Mary.

Señaló también que los cambios culturales y la influencia a veces negativa de las nuevas tecnologías, pueden afectar las relaciones en el seno familiar. “Por eso, trabajar por una mejor comunicación entre padres e hijos, ha sido desde los comienzos hasta el día de hoy un objetivo esencial de este fructífero ministerio”.

Ya en 1987, con motivo de la inauguración de la Casa de Retiros Manresa, sede actual de los Encuentros Familiares, el P. Azcoitia dijo a La Voz Católica que “el propósito de Encuentros Familiares ha sido siempre el de unificar a la familia a través de la comunicación y de una perspectiva cristiana-católica”.

Participar en los Encuentros Familiares “me hizo pensar que había que progresar”, dijo Silvia Correa quien participó del retiro de dos días con su esposo y sus dos hijas hace 15 años.

Correa dijo que aunque no tenía mayores problemas en su familia, el escuchar los testimonios de las personas que ya habían pasado por el encuentro y cómo sus familias habían mejorado, los hizo querer “estar siempre mejor en los dos sentidos: en poder ayudar a las niñas, en el sentido familiar; y también por supuesto, en el sentido espiritual”.

Correa llegó a Encuentros Familiares cuando sus hijas tenían 12 y 14 y se han quedado hasta ahora. “Y es que tú llegas a los Encuentros y aprendes a tener más paciencia, a ser más condescendiente, a dedicarle más tiempo a los hijos, a orar más en familia. Luego, eso mismo le quieres transmitir y enseñar a los que vienen por primera vez”, dijo Correa.

“Nuestro camino en los Encuentros Familiares siempre fue y sigue siendo una experiencia muy linda, muy de familia, de poner todos los aspectos más importantes de lo que es una familia”, agregó.

Los primeros retiros de Encuentros Familiares se realizaron en diferentes lugares como la parroquia Sts. Peter and Paul; en la ya cerrada Assumption Academy para niñas, en Brickell Avenue; en el Seminario St. John Vianney; en la escuela secundaria Immaculata-La Salle; y en el Colegio Jesuita de Belén. Hasta que, en 1984 el movimiento adquirió un terreno en Kendall, en la esquina de Miller Drive y la Avenida 122 y construyeron el centro de retiros Casa Manresa. En el mismo lugar se encuentran las oficinas del Centro de Espiritualidad Ignaciana, el sitio de retiros basados en los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola.

Encuentros Familiares comparte sus inicios con el de otros movimientos como Cursillos de Cristiandad, Camino del Matrimonio, Encuentros Juveniles, entre otros, que se iniciaron con los inmigrantes cubanos que salieron de la Isla en los años 60 y 70. Pero con el transcurso de los años otras comunidades de habla hispana se han integrado ampliamente.

Con el tiempo, los manuales, las dinámicas y las charlas de los encuentros, creados por el P. Azcoitia, se han revisado y mejorado, pero no se ha hecho un cambio radical. “Hemos permanecido con la idea del fundador”, dijo el P. García ya que “los problemas familiares de hace 50 años, cuando se fundó el movimiento, fundamentalmente son los mismos. La falta de comunicación sigue siendo el gran problema de los matrimonios y el desconocimiento de cómo educar ha permanecido”.

Los retiros siempre se han realizado en español. En el 2014 se introdujo Family Encounters, el retiro en inglés, para lo cual se tradujeron los manuales, pero no tuvo mucha aceptación, dijo el P. García. Duraron alrededor de dos años hasta que dejaron de ofrecerlo.

Pero lo que si ha tenido éxito son los Encuentros Uniparentales dirigidos a padres y madres solteros o separados con sus hijos. Las separaciones y divorcios tienen un impacto psicológico muy grande, tanto en los padres como en los hijos. El programa del Encuentro Uniparental está diseñado para ayudar a manejar esa separación y sus implicaciones psicológicas. Al igual que los Encuentros Familiares las charlas y las dinámicas son dirigidas por voluntarios que han pasado retiros anteriores. Su director espiritual es el P. Pedro González Llorente S.J.

Ambos Encuentros, Familiares y Uniparentales, ofrecen retiros tres veces al año y reuniones semanales los miércoles por la noche.

Al finalizar la Misa de aniversario, el Arzobispo Wenski agradeció “la labor de tantas familias y voluntarios involucrados en este importante apostolado de nuestra Arquidiócesis, así como también a los Padres Jesuitas que por tantos años lo han sabido guiar. Demos gracias a Dios, especialmente en este día, por la vocación y el ministerio del P. Azcoitia, así como por la entrega y generosidad de los coordinadores y de tantos colaboradores de Encuentros que ya gozan de la presencia de Dios”.

PARA SABER MÁS

Si desea saber más sobre el movimiento de Encuentros Familiares y Uniparentales puede entrar a la página web del Centro de Espiritualidad Ignaciana de Miami: https://ceimiami.org/casa-manresa.

Próximos encuentros:

  • Encuentro Familiar # 329 se realizará el 17 y 18 de julio
  • Encuentro Uniparental # 56 se realizará el 18 y 19 de septiembre

Informes e inscripciones en el 305-596-0001.

12190 SW 56th St. Miami, FL 33175


Latest News

Feature News

Columns

Statements