Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

Esclavos y Reyes

La historia de San Antonio Claret llega a Estados Unidos en una película

English Spanish
Imagen de la película Esclavos y Reyes, donde el actor que interpreta a San Antonio María Claret atiende a los esclavizados en Santiago de Cuba.

Fotógrafo:

Imagen de la película Esclavos y Reyes, donde el actor que interpreta a San Antonio María Claret atiende a los esclavizados en Santiago de Cuba.

Fotógrafo:

MIAMI | La historia de San Antonio María Claret, fundador de los Misioneros Claretianos, Arzobispo de Santiago de Cuba, escritor y editor, misionero y confesor de la Reina Isabel II de España, llega a Estados Unidos con la película española Esclavos y Reyes, que sale en cartelera únicamente por dos días en inglés y en español el 22 y 23 de agosto, respectivamente.

La película, producida por los Claretianos y por Stellarum Films (Contracorriente Producciones), trata de forma simple la obra de Claret y la controversia sobre la vida del santo.

“Claret fue víctima de una campaña de desinformación, de desprestigio a finales del siglo XIX. Cuando murió (en 1870 a la edad de 62 años) sus detractores se encargaron de escribir su primera biografía”, dijo Pablo Moreno, director y guionista de la película.

Además, “reescribieron sus obras con un contenido totalmente distinto. Al final han construido una imagen perpetua deformada de lo que realmente era Claret”, dijo Moreno, porque esa desinformación actualmente se puede encontrar también en internet.

La película narra esta historia, que es real. Moreno la descubre cuando estaba investigando sobre Claret. “Me encontraba cosas que decía ¡Madre mía, este hombre! Pero había cosas que no me cuadraban. Los Claretianos me dieron mucha documentación por kilos, más que por libros”, dijo Moreno.

También se documentó con publicaciones extra Claretianas para poder contrastar y para hacer una película que estuviese lo mejor fundamentada posible.

En su investigación encontró un escrito que impulsaba esta “leyenda negra” de Claret. Cuando llamó al historiador de los Claretianos este le dijo que ese autor les escribió una carta pidiéndoles perdón porque se había fundamentado mal, dijo Moreno.

Era el intelectual español, escritor y ensayista José Martínez Ruíz, también conocido como Azorín, que no era católico, quien descubre que cuando escribió sobre Claret a principios del siglo XX, en su novela “La voluntad”, no se había fundamentado bien y había puesto a Claret muy mal. Tres décadas después, investiga y se da cuenta de que ha cometido un error, que efectivamente la figura que está llegando al mundo sobre Claret es una versión errónea y decide escribir la verdadera historia con la cual contribuyó a popularizar la figura de Claret que fue beatificado en 1934 y canonizado en 1950.

La película narra la historia de un hombre religioso, un santo, pero que no muestra sus milagros. “No queríamos hacer una biografía, que generalmente están basadas en una serie de sentimientos. Son más emocionales que a veces reales”, dijo Moreno.

Fotógrafo:

Moreno, quien produce películas con contenido católico hace 20 años, dijo que lo que se quiere mostrar en esta película, “como dice el Papá Francisco, es que no hay santo sin pasado, ni pecador sin futuro”.

“El hecho religioso está presente en un porcentaje altísimo en la película. Hemos contado la historia de la manera en la que nos interesa, sobre todo acercarnos al público que no es católico”, dijo Moreno y agregó que “hemos hecho una película para todo el mundo”.

Originariamente, en España la película se llamaba Claret, que es el apellido del santo, porque allí es más conocido, hay escuelas y colegios y calles con su nombre. Aunque, “la presencia de los Claretianos está en prácticamente todo el mundo, ese nombre no suena tanto y haciendo un repaso del argumento y de los principales temas de la película, dijimos es una película de esclavos y de reyes en los dos sentidos. Cuando la vea el espectador va a entender quiénes son esclavos y quiénes son reyes, pero en realidad la historia da la vuelta, los esclavos al final son los libres y la reina es la más esclava de todos”, dijo Lucía González, fundadora de Bosco Films, encargada de la distribución de la película.

La película Esclavos y Reyes también habla de la realidad de la Cuba de mediados del siglo XIX cuando Claret llega a la isla como Arzobispo de Santiago de Cuba.

Cuba era una colonia de España y había muchos intereses económicos y en ese momento había alrededor de 400 mil esclavos. Cualquier europeo podía tener hijos con esclavas de orígenes africanos y simplemente despreocuparse de su descendencia porque se amparaban en unas leyes que no estaban hechas para todo el pueblo. Estaban prohibidos los matrimonios interraciales.

Claret critica todo lo que tiene que ver con el abuso y alza su voz en contra de esa esclavitud, y publica la Legislación Española para las Indias, para que la gente de Cuba sepa cuáles eran sus derechos. Y declara que todos los días van a ser festivos, para que se puedan realizar los matrimonios interraciales. “Porque el problema que haya tantos niños y jóvenes robando, delinquiendo, es porque tienen que sobrevivir, porque nadie se ocupa de ellos”, indicó Moreno.

A pesar de que Claret es peninsular y fiel a la corona, aboga por revolucionarios de movimientos nacionalistas que fueron condenados a muerte, les pide a las autoridades que les perdonen la vida. La figura de Claret aúna y reconcilia muy bien todas las posiciones que había en aquel momento en la isla.

Claret pone orden y recorre prácticamente toda la isla a pie, hacía varias décadas que ningún prelado visitaba toda la Arquidiócesis de Santiago. Llegó prácticamente a todos lados y hay anécdotas que no están en la película, como cuando se cayó por una montaña o cuando se refugiaron de una tormenta y con sus seguidores compartieron una galleta dura. “Eso quiere decir que era un tipo que iba con su capa raída, un tipo que vivía de manera humilde se daba al pueblo y tenía interés real en conocer las circunstancias del pueblo”, dijo Moreno.

San Antonio Claret siempre tuvo una devoción muy grande a la Virgen María. Cuando decidió ser sacerdote, decidió ser un sacerdote misionero llevando el Evangelio a todos lados. “Lo que la iglesia está hablando ahora de una iglesia en salida, estamos hablando de los 1800s”, dijo el P. Byron Macías, capellán de St. Paul Catholic Newman Center, en Fresno, California y portavoz de la película en Estados Unidos.

Empezó un movimiento muy centrado en las escrituras, en la devoción mariana y en el Santísimo.

Claret quería predicar a Dios por todos los medios posibles, en todos lados y cuando empieza a hacerlo, empieza a tocar los corazones de las personas en España, en las Islas Canarias donde empezó. Hacía conversiones haciéndoles enfrentar sus verdades. “Así empieza a cautivar a la gente y a sacerdotes que lo empiezan a seguir. Poco a poco y orgánicamente crece esta congregación de Misioneros Claretianos”, indicó el P. Macías.

Cuando lo nombran Arzobispo de Santiago de Cuba la congregación recién estaba empezando y él no se quería ir. Luego, de Cuba le mandan de confesor de la reina de España, y él no se quería ir de Cuba, pero hizo como dicen “de tripas corazón” y fue. “San Antonio Claret no hizo las cosas que quería hacer, pero se hizo la voluntad de Dios”, dijo el P. Macías.

Nos damos cuenta de que ningún santo tuvo una vida perfecta. A Claret lo persiguieron, lo quisieron matar y murió en el exilio. Hoy en día probablemente no sería alguien que todos admiren.

Durante la grabación de un episodio de los podcast arquidiocesanos Cuéntame Católico y What the Faith, Miami? Ana Rodríguez-Soto, editora de la edición de Miami de Florida Catholic y editora ejecutiva de La Voz Católica (izquierda) conversa sobre la realización de la película Esclavos y Reyes, la historia de San Antonio María Claret, con el P. Byron Macías, capellán de St. Paul Catholic Newman Center, en Fresno, California y portavoz de la película en Estados Unidos; Pablo Moreno, director, guionista y productor de la película; y Lucía González, fundadora de Bosco Films, encargada de la distribución de la película.

Fotógrafo: ROCIO GRANADOS | LVC

Durante la grabación de un episodio de los podcast arquidiocesanos Cuéntame Católico y What the Faith, Miami? Ana Rodríguez-Soto, editora de la edición de Miami de Florida Catholic y editora ejecutiva de La Voz Católica (izquierda) conversa sobre la realización de la película Esclavos y Reyes, la historia de San Antonio María Claret, con el P. Byron Macías, capellán de St. Paul Catholic Newman Center, en Fresno, California y portavoz de la película en Estados Unidos; Pablo Moreno, director, guionista y productor de la película; y Lucía González, fundadora de Bosco Films, encargada de la distribución de la película.

“Si contamos esas historias en los que los santos son absolutamente perfectos, me deprimo, porque yo soy un pecador, no me puedo parecer a ellos, sobre todo porque no es cierto”, dijo Moreno y agregó que en las películas que producen, “intentamos mostrarlos como eran y no vamos a mentir, no vamos a inventarnos defectos. Vamos a contar lo que sabemos que fue y cómo, a pesar de las dificultades, se convierten en santos”.

Moreno viene trabajando con congregaciones religiosas hace casi 20 años. Ha realizado películas como Un Dios Prohibido, Poveda, Luz de Soledad, entre otras.

La idea de hacer Esclavos y Reyes comenzó en 2011, cuando Moreno visitó el Museo de los Mártires Claretianos donde se cuenta la historia del martirio de la Comunidad Claretiana de Barbastro durante la guerra civil española. 51 jóvenes misioneros claretianos fueron fusilados por defender su fe.

A Moreno le gustó la historia y le ofreció a los Claretianos la posibilidad de hacer una película que empezaron a rodar en septiembre de 2019 para estrenarla en el 2020, por el 150 aniversario de la muerte del santo. Con la pandemia de por medio se terminó la película a finales del 2020.

¿Dónde podemos ver la película?

La película Esclavos y Reyes se puede ver en más de mil salas de cine en todo Estados Unidos únicamente el 22 de agosto en inglés y 23 de agosto en español.

Puede entrar a https:// esclavosyreyes.com/, colocar su código postal y le va a salir una lista de cines más cercanos.

En La Florida hay alrededor de 70 salas. Dependiendo de la cantidad de asistencia se podrán ampliar las fechas. La película ya se estrenó en España, Italia, México y se va a exhibir en otros países de Latinoamérica como Ecuador, Argentina, Paraguay y Chile.

En los pódcasts arquidiocesanos Cuéntame Católico y What the Faith, Miami? puede escuchar la entrevista completa sobre la película Esclavos y Reyes con Pablo Moreno, director, guionista y productor, Lucía González, fundadora de Bosco Films, encargada de la distribución y el P. Byron Macías, capellán de St. Paul Catholic Newman Center, en Fresno, California y portavoz de la película en Estados Unidos.