Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

En línea vs. virtual: ¿Cuál es la diferencia?

ADOM-VCS nunca tuvo que cerrar o cambiar sus métodos de enseñanza debido a la pandemia

English Spanish

Imagen de una publicidad en línea de la Escuela Virtual ADOM.

Fotógrafo: COURTESY PHOTO

Imagen de una publicidad en línea de la Escuela Virtual ADOM.

MIAMI | Escuela virtual y en línea. Aprendizaje a distancia y remota. Estos términos de moda se refieren a la forma en que la mayoría de las escuelas están funcionado desde marzo de 2020, cuando la pandemia del COVID-19 forzó una revolución digital para la cual, ni los profesores, ni los estudiantes, ni los padres, ni siquiera los proveedores de internet estaban completamente preparados.

Pero una escuela católica no se vio afectada por la transición de COVID-19 a las aulas digitales y el aprendizaje en línea: ADOM-VCS, la escuela católica virtual de la Arquidiócesis de Miami.

"Para mí, cuando digo 'escuela virtual', se refiere a mi escuela particular, la Escuela Católica Virtual de la Arquidiócesis de Miami. Esencialmente, nunca cerramos. Realmente está disponible todo el año, si es necesario", dijo Rebeca Bautista, directora de ADOM-VCS.

Empezando su séptimo año, ADOM-VCS está acreditada por Cognia, y, hasta hace poco, era la única escuela católica virtual apoyada por una Arquidiócesis en los Estados Unidos. (La Diócesis de Arlington lanzó el 8 de septiembre la Escuela Virtual St. Isidore of Seville).

ADOM-VCS tiene el sello de aprobación de la superintendente de las Escuelas de la Arquidiócesis, Kim Pryzbylski, así como del Arzobispo Thomas Wenski y de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos. La escuela también está registrada en el Departamento de Educación de la Florida y en el College Board, que reconoce el plan de estudios de ADOM-VCS, los cursos de recuperación de créditos y el diploma de secundaria.

A principios de este año, la escuela probó su plan de estudios desde kindergarten hasta quinto grado, haciendo de ADOM-VCS una escuela primaria, media y secundaria completamente en línea.

"Algunos padres de familia quieren (una educación) solamente virtual ahora y han ido a ADOM-VCS porque es una escuela establecida", dijo Pryzbylski.

Imagen de una publicidad en línea de la Escuela Virtual ADOM.

Fotógrafo: COURTESY PHOTO

Imagen de una publicidad en línea de la Escuela Virtual ADOM.

La curiosidad, sin embargo, no viene enteramente del Sur de la Florida. Familias de todo el país, e incluso algunas de fuera, se han comunicado porque están buscando opciones mientras esperan las decisiones de sus propias diócesis y juntas escolares locales sobre cómo sus estudiantes volverán a la escuela.

ADOM-VCS puede registrar a los estudiantes para un trimestre, un semestre o un año de estudios. Hasta ahora, la opción del primer trimestre (de agosto a diciembre de 2020), es la que tiene más inscripciones pendientes.

 

EDUCACIÓN ASINCRÓNICA

Aunque la distinción obvia de ADOM-VCS es que no es un campus tradicional de ladrillos y cemento, tampoco sus clases están limitadas por el tiempo. Ocurren asincrónicamente, con lecciones pregrabadas y sin interacción en tiempo real durante la clase.

"ADOM-VCS es diferente a las aulas virtuales que las escuelas han creado [para COVID-19 y la enseñanza a distancia]. Esto fue diseñado para que los estudiantes puedan conectarse en cualquier momento y puedan hacer las cosas a su propio ritmo, mientras que lo que están haciendo en las escuelas ahora, es el plan de estudios tradicional, y el día escolar tradicional, de lunes a viernes, con un profesor", dijo Pryzbylski.

"Es realmente una elección de los padres, y la mayoría de los padres, especialmente de los más pequeños, quiere que sus hijos estén con sus maestros. Son diferentes maneras de impartir la instrucción, y eso es fundamental porque los padres deberían poder elegir qué tipo de instrucción creen que su hijo debería tener", añadió Pryzbylski.

Con ADOM-VCS, "puedes seguir un horario tradicional de 8 a.m. a 3 p.m., o puedes realizarlo por la mañana, por la tarde o los fines de semana", dijo Bautista.

Para estar claros, los profesores son asignados a cada curso y se comunican con los estudiantes y los padres semanalmente. (La mayoría de ellos enseñan en la Escuela Secundaria Msgr. Edward Pace y en otras escuelas de la Archidiócesis).

Mientras que algunos padres aprecian la independencia, Bautista advierte que puede ser una transición difícil para los estudiantes que no tienen la disciplina.

"Un alumno de segundo grado creando su propio horario de estudio será completamente diferente a uno de último año que dice 'yo me encargo'. Es una expectativa completamente diferente. En su mayoría, los padres quieren una estructura o una rutina y la tenemos, pero depende de cada estudiante o miembro de la familia decidir cuál sería", dijo Bautista.

La educación virtual no es más fácil, añadió: "Somos una escuela totalmente acreditada. Si vas a ganar medio crédito con nosotros, vas a hacer el trabajo que merece medio crédito".

 

CATÓLICO, EN LÍNEA Y EN CUALQUIER LUGAR

Annette Wedin descubrió ADOM-VCS mientras vivía en Birmingham, Alabama. Había estado buscando opciones educativas alternativas para sus hijos, Austin y Jason. La escuela secundaria católica de su localidad, John Carroll High, que se asocia con ADOM-VCS, recomendó la opción de la escuela virtual, y la familia encontró una coincidencia.

Imagen de una publicidad en línea de la Escuela Virtual ADOM.

Fotógrafo: COURTESY PHOTO

Imagen de una publicidad en línea de la Escuela Virtual ADOM.

"No lo veo como una educación en casa. Lo veo como si mis hijos fueran a una escuela católica, y resultó ser que estaba en línea. Tienes todo lo que obtienes en una escuela y no estás sentado frente al maestro", dijo Wedin "Tienen su currículo y tareas, pero pueden hacerlo a su propio ritmo y tiempo".

Sus dos hijos se graduaron de ADOM-VCS y están asistiendo a la Universidad Arizona State. Austin está estudiando la carrera de derecho, y Jason medicina.

La flexibilidad de la escuela virtual ADOM fue una bendición para Susana Moro, de origen español, madre de tres hijos y residente de Miami, a quien se le diagnosticó leucemia linfoblástica aguda en 2016. El tratamiento mantuvo a Moro en el hospital durante cuatro meses. En ese momento, su hija mayor, Valeria, era estudiante de primer año en la Escuela Secundaria Immaculata-La Salle, y comenzó a experimentar depresión y dificultades en la escuela.

"Ella no era feliz y cuando un adolescente no es feliz tienes un problema", dijo Moro.

El esposo de Moro, Jason Quimby, discutió las opciones con la directora de ILS, la Hna. Salesiana Kim Keraitis, quien recomendó ADOM-VCS.

"Reconocer los deseos de Valeria marcó la diferencia en nuestro caso. Le dije, estas son tus opciones. Obviamente, necesitas estudiar la escuela secundaria, y estas son las cosas que podemos ofrecerte", dijo Moro.

Quimby había sido educado en casa y sabía cómo funcionaban las cosas, así que Moro se sintió aliviada, y esperaba que el nuevo camino educativo funcionara también para su hija.

"Estaba sacando buenas notas, pero aun así contratamos a un tutor para matemáticas y ciencias, que eran dificultosos cuando asistía a la escuela regular", dijo Moro.

También estableció un sistema de propinas semanal vinculado a las notas semanales de Valeria.

En marzo de 2017, a Moro le dijeron que necesitaba un trasplante, pero el procedimiento no se ofrecía en Miami en ese momento. Así que la familia se mudó a Nueva York, donde permanecieron durante un año. Valeria continuó en ADOM-VCS, mientras sus hermanas asistían a escuelas de la ciudad.

Cuando regresaron a Miami en 2018, la Hna. Kim les recordó que las puertas de Inmaculada La Salle seguían abiertas para Valeria. "Pero Valeria dijo, 'Mamá, me gusta mucho hacer ADOM [VCS]'," dijo Moro. Se graduó en la primavera de 2020 y fue aceptada en la "universidad de sus sueños", la Universidad de Hawai, donde estudiará filosofía y botánica.

La hija menor de Moro, Patricia, también asistió a ADOM-VCS. Tomó una clase de español durante su octavo grado contemporáneamente matriculada en la Escuela St. Hugh en Coconut Grove. El crédito que obtuvo le permitió avanzar a Español 3, con honores en su primer año de secundaria.

Actualmente, Patricia y su hermana mayor, Natalia, asisten virtualmente a Immaculata-La Salle, hasta que las clases se reanuden en persona. Teniendo en cuenta su salud, así como la seguridad de sus hijas, Moro optará por un sistema híbrido cuando regresen a la escuela. Ella sigue agradecida con ADOM-VCS, pero sus hijas optan por asistir a una escuela tradicional de ladrillos y cemento.

"Finalmente, ADOM-VCS representa a la Arquidiócesis de Miami", dijo Bautista. "Es un producto que tiene que reflejar no sólo una escuela, sino toda una comunidad de educadores católicos".

 

DATOS SOBRE ADOM-VCS

Fotógrafo:


  • Los cursos ofrecen una identidad católica básica, sin importar el tema.
  • Los cursos incluyen clases básicas, AP (colocación avanzada), honores, electivas y más.
  • Los planes de estudio desde kindergarten a 12º grado están disponibles completamente en línea.
  • Ofrece cursos de inscripción doble en la escuela secundaria para los grados 6º. a 8º.
  • El Programa de Aprendizaje para Adultos ofrece certificación de catequista y desarrollo profesional.
  • ADOM-VCS requiere el pago de matrícula y ofrece clases en un plan de estudios trimestral, semestral o anual.
  • ADOM-VCS se localiza en Miami, pero tiene estudiantes en todo el estado, el país, e incluso fuera de Estados unidos.
  • Visite www.adomvirtual.com para obtener más información o llame al 305-508-5556. Síganlos en los medios sociales @adomvcs.


Latest News

Breaking News

Feature News

Parish News

School News

Columns

Homilies

Statements