Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

El Señor de los Milagros es para todos

Veneración peruana, la más grande del mundo, sale en procesión en la parroquia Corpus Christi

MIAMI | Al escuchar el himno del Señor de los Milagros cuando la imagen salía en procesión de la iglesia Corpus Christi, Marita Álvarez sollozaba, recordando su infancia en Perú.

Ella acompañaba a su abuela a las procesiones multitudinarias que se realizan en ese país. El momento también le recordó a sus padres ya fallecidos, con quien ella emigró a Estados Unidos cuando era una niña, y con quienes asistía a las procesiones de la milagrosa imagen en Corpus Christi.

“Siento amor, fe, alegría, devoción. Me ha hecho muchos milagros”, cuenta Álvarez, después de la Misa en honor al Señor de los Milagros que se celebró en Corpus Christi el 28 de octubre.

Álvarez dijo que llevó la devoción hace 25 años a Palm Beach, donde vive, y fundó la Hermandad del Señor de los Milagros en esa diócesis. Pero no deja de asistir a la procesión en Corpus Christi porque “esta fue la primera hermandad que se organizó en el Sur de La Florida.”

Corpus Christi ayudó a formar otras hermandades en diferentes parroquias, como las de Good Shepherd, en Miami, San Isidro, en Pompano Beach, Our Lady of Lourdes, en Kendall, y Holy Family, en North Miami, entre otras. El P. Jorge Rodríguez de la Viuda, párroco de St. Timothy en Miami, es capellán de las Hermandades del Señor de los Milagros en la Arquidiócesis.

La peruana Teo Bautista, es sahumadora de la Hermandad del Señor de los Milagros de la parroquia Holy Family, en Nort Miami, hace 14 años porque ha recibido muchos milagros.

Fotógrafo: ROCIO GRANADOS | LVC

La peruana Teo Bautista, es sahumadora de la Hermandad del Señor de los Milagros de la parroquia Holy Family, en Nort Miami, hace 14 años porque ha recibido muchos milagros.

Misa y procesión del Señor de los Milagros en la parroquia Corpus Christi, en Miami. Esta devoción peruana, la más grande del muno recorre las calles por última vez durante este año en el Condado Miami Dade. Se unieron 8 Hermandades de diferentes parroquias.

Fotógrafo: ROCIO GRANADOS | LVC

Misa y procesión del Señor de los Milagros en la parroquia Corpus Christi, en Miami. Esta devoción peruana, la más grande del muno recorre las calles por última vez durante este año en el Condado Miami Dade. Se unieron 8 Hermandades de diferentes parroquias.

Gustavo Morris, mayordomo de la Hermandad de la iglesia Our Lady of Lourdes, en Kendall carga la imagen por su devoción que empezó cuando de pequeño se enfermó y su madre lo ofreció al Señor de los Milagros y se sanó.

Fotógrafo: ROCIO GRANADOS | LVC

Gustavo Morris, mayordomo de la Hermandad de la iglesia Our Lady of Lourdes, en Kendall carga la imagen por su devoción que empezó cuando de pequeño se enfermó y su madre lo ofreció al Señor de los Milagros y se sanó.

En Corpus Christi se empezó a celebrar al Señor de los Milagros en 1986. Desde entonces, cada último domingo de octubre la imagen sale en procesión por el perímetro de la parroquia.

“Tengo la gracia, ya 14 años, de estar celebrando esta Misa con muchos de ustedes”, dijo durante su homilía Mons. Lorenzo León Alvarado, Obispo emérito de Huacho, en Perú.

“¿Por qué estamos aquí?”, pregunto el celebrante a la congregación. Y luego dijo, “ese Cristo que se levanta con los brazos en alto nos trae. El Señor nos dice vengan a mí, con su cansancio, con sus tentaciones, con su fatiga, con sus dolores, con sus frustraciones, con sus temores, con sus angustias, yo los ayudaré. Para eso hemos venido, para encontrar al Señor, para salvarnos, para aliviarnos, para pedir paz, ánimo y esperanza”.

Precisamente esa salvación, paz y esperanza es la que atrae a miles de devotos en el Perú y en mundo entero a venerar la imagen.

Muchos devotos durante el mes de octubre usan el hábito morado porque “tienen un agradecimiento especial al Señor por algo que han recibido”, dijo Gustavo Morris, mayordomo de la Hermandad de la iglesia Our Lady of Lourdes. Su agradecimiento fue el que hizo su madre cuando él de pequeño se enfermó y ella lo ofreció al Señor de los Milagros. Morris es miembro de la Hermandad desde el año 1991.

Josefa Bravo, sahumadora de la parroquia Holy Family, recuerda que cuando tenía 5 años, “el Señor le hizo el milagro a mi mamá que me sanara la vista y ella me puso el hábito desde entonces”.

Raquel Méndez, peruana al igual que Bravo, tuvo una hija a los 41 años. “Me dijeron que no iba a poder lograr el embarazo pero yo sabía que si Dios me había enviado ese bebé era por algo y ahora tienen 13 años”, dijo la encargada de las sahumadoras de Holy Family.

“Desde pequeño me gusto la devoción del Sr. de los Milagros”, dijo Tito Moyer, miembro de la Hermandad de Good Shepherd y encargado de las sahumadoras. Cuando llegó a este país hace 25 años, le gusto la procesión, pero al ver que no tenía sahumadoras empezó a traer sahumerios de Perú.

Pero no solo los peruanos reciben los milagros. Para la nicaragüense Dina Rivas, “el milagro que el Señor está haciendo en mi” es caminar y cantar durante la procesión a pesar de estar enferma de su columna. Rivas es sahumadora de la Hermandad de Corpus Christi hace tres años.

“Me dijeron que mi hijo nacería con síndrome de Down. Le pusimos todo al Señor y gracias a Dios, el niño nació bien. Ahora tiene 5 años”, dijo el hondureño Francisco Rodríguez, miembro de la Hermandad de Corpus Christi.

“Después de que mi hija falleció encontré el refugio en el Señor de los Milagros”, dijo Xiomara Amador, nicaragüense, también de la Hermandad de Corpus Christi. “Para el Señor de los Milagros no hay nacionalidad. Mi esposo es también de la Hermandad y es cargador”, agregó.

La unión de las hermandades

La procesión del Señor de los Milagros de Corpus Christi cierra el recorrido de las procesiones de este año en la Arquidiócesis de Miami y se realiza con la unión de ocho Hermandades. Actualmente hay 12 Hermandades en los condados de Miami Dade y Broward reconocidas por la Arquidiócesis.

Cada Hermandad tiene su propia imagen con sus cargadores y sahumadoras que se reúnen y se ayudan en las procesiones durante los fines de semana de octubre, como se hace en el Perú.

Si bien es cierto que se han formado otras Hermandades, no es que haya habido una separación. “Se han ido a diferentes iglesias solamente para llevar al Señor a otros puntos”, dijo Gustavo Baldovino, mayordomo de la Hermandad de Corpus Christi. Se integró a la hermandad poco después de su fundación hace 32 años.

Para pertenecer a la Hermandad se necesita solo “amar a Dios”, dijo Baldovino, y agregó que antiguamente se creía que era solamente para peruanos. “No, Dios es para todos”.

En Miami, muchos miembros son de diferentes nacionalidades. Hay cubanos, ecuatorianos, chilenos y muchos centroamericanos.

Las Hermandades también realizan actividades durante todo el año como retiros y rezos del rosario. En Our Lady of Lourdes ahora se está pidiendo realizar el retiro de Emaús para ser cargador. Y para ser sahumadora solo se pide “tener fe y amar al Señor. No importa de qué nacionalidad sean”, dijo Méndez, la encargada de las sahumadoras de Holy Family.

Historia de la devoción

La procesión del Señor de los Milagros, Cristo Moreno, Cristo Morado, o Cristo de Pachacamilla, como también se le conoce, es considerada la devoción más grande de todo el mundo católico. Ha llegado a diferentes países por las comunidades de peruanos emigrantes.

La imagen es una réplica de un Cristo crucificado pintado en un muro de barro por un mulato de origen angoliano, a mediados del siglo XVII, en la localidad de Pachacamilla, en Lima. Adquirió gran veneración después de que el muro donde fue pintado resistiera varios terremotos que arrasaron la ciudad.

En 1746, salió por primera vez en procesión una copia en olio de la imagen, y se construyó el templo de las Nazarenas que actualmente alberga la imagen original.

Durante el mes de octubre la imagen sale en procesión y recorre las calles de la ciudad, que la venera con alfombras de flores, cantos, sahumerio y alabanzas de sus fieles.

Marco Camacho (adelante), miembro de la Hermandad del Señor de los Milagros de la parroquia Good Shepherd, junto a otros miembros de diferentes Hermandades cargan en hombros la imagen del Cristo Morado que recorrerá el perímetro de la parroquia Corpus Christi en procesión.

Fotógrafo: ROCIO GRANADOS | LVC

Marco Camacho (adelante), miembro de la Hermandad del Señor de los Milagros de la parroquia Good Shepherd, junto a otros miembros de diferentes Hermandades cargan en hombros la imagen del Cristo Morado que recorrerá el perímetro de la parroquia Corpus Christi en procesión.


Latest News

Breaking News

Feature News

Parish News

School News

Sports

Columns

Homilies

Statements