Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

Eutanasia y suicidio médico asistido

English Spanish

Primero de dos blogs sobre este tema por el Dr. Vizcarrondo, actualmente presidente del capítulo de Miami de la Asociación de Médicos Católicos (Catholic Medical Association.) 

El Consejo de Asuntos Éticos y Judiciales de la Asociación Médica Americana define la eutanasia como el acto de provocar la muerte de una persona desesperadamente enferma y sufriente de una manera relativamente rápida e indolora por razones de compasión (muerte misericordiosa). La eutanasia voluntaria es el asesinato de una persona competente con su consentimiento informado. La eutanasia involuntaria es matar sin el consentimiento de la persona. El suicidio asistido significa proveer los medios por los cuales una persona que sufre puede suicidarse. En los Estados Unidos, el suicidio médico asistido es legal en Oregon, Washington, Montana, California, Vermont, Colorado y el distrito de Columbia; la eutanasia es ilegal.

La eutanasia era practicada por los antiguos; el término significa "buena muerte". Era la práctica de morir en paz y con dignidad. Para el médico, significaba cuidar al paciente con compasión y aliviar el dolor y el sufrimiento. Sin embargo, el curandero médico de la antigüedad también podía causar la muerte de su paciente. Un médico sanaría con compasión y otro daría el veneno para causar la muerte del paciente.

La Escuela de Hipócrates (alrededor del 400 a. C.), un grupo de médicos conscientes, hizo el primer intento de establecer un conjunto de principios éticos/morales que guiaran la práctica de la medicina. La profesión debía dedicarse por completo a la vida. El Juramento Hipocrático definió al médico como sanador, rechazando el papel de proveedor de la muerte. La medicina hipocrática eventualmente se convirtió en el estándar para los médicos de las tradiciones judía, cristiana y musulmana. Los principios hipocráticos permanecieron incuestionables durante casi dos milenia.

A mediados de los años 1800, Charles Darwin, en su Teoría de la Evolución, describió al ser humano como simplemente materia, la persona humana como una especie más evolucionada. Este proceso de evolución se llevó a cabo por la selección natural de los ejemplares más aptos y más fuertes, los que sobrevivieron.

A finales del siglo XIX, se desarrolló en Europa el movimiento eugenésico, descendiente del darwinismo. La eugenesia aboga por prácticas destinadas a mejorar la composición genética de una población. Los eugenistas animaban a las clases altas acomodadas a tener familias numerosas; los discapacitados, los pobres, las minorías y los inmigrantes debían engendrar menos. El movimiento eugenésico llegó a los Estados Unidos varias décadas después, y fue acogido por la comunidad científica. En los EE.UU. se llevó a cabo la esterilización obligatoria de los "defectuosos". La financiación de la investigación eugénica fue proporcionada por las Fundaciones Rockefeller, Carnegie y Ford. Margaret Sanger, fundadora de Planned Parenthood, fue líder del movimiento eugenésico en los Estados Unidos.

A finales del siglo XIX, el concepto del "derecho a la muerte" se discutía en los círculos intelectuales de Europa. En 1920, en Alemania, el hogar de la comunidad médica científicamente más avanzada de Europa, se publicó un folleto titulado “Allowing the Destruction of Unworthy Life” (Permitir la Destrucción de la Vida Indigna). Sus autores fueron un profesor de la facultad de medicina y uno de los principales especialistas alemanes en derecho constitucional y penal. Con la intención de beneficiar a la sociedad, aconsejaron quitarle la vida a quienes consideraban que carecían de valor y representaban una carga para la sociedad. Propusieron que se legalizara la matanza de seres humanos declarados indignos de vivir. Enumeran tres categorías para la falta de dignidad: los que estaban enfermos y deseaban la muerte; los de retraso ​​mental y los enfermos mentales; y los que estaban en coma.

Los conceptos de vida indigna y carga para la sociedad apoyaban la eutanasia. El asesinato de los “no dignos” se usaba en términos de "compasión" y "liberación del sufrimiento".

Al principio, los defensores de la eutanasia eran pocos, pero aumentaron gradualmente en número. Muchos de ellos eran médicos académicos, profesores de facultades de medicina. La matanza sistemática y organizada comenzó en los años treinta. Se inició con la muerte de bebés y niños con problemas congénitos y retraso mental, seguidos por adultos discapacitados y mentalmente enfermos, y los enfermos terminales. Más adelante, los criterios de la matanza se ampliaron para incluir a adultos y niños con "comportamiento antisocial" y aquellos con desventajas menores.

Antes de 1933, cada médico en Alemania hacía el juramento hipocrático. Después de 1933, los nazis sustituyeron el juramento de Hipócrates con el Gesundheit, un juramento por la salud del estado nazi. El primer deber del médico hipocrático era a su paciente; el primer deber de un médico alemán era al estado.

Es importante señalar que este programa no fue instituido por el gobierno nazi, sino por la comunidad médica. La ideología nazi abarcó los conceptos de la eugenesia. Los médicos alemanes aceptaron las doctrinas raciales nazis. Los investigadores médicos utilizaron a seres humanos en experimentos que resultaron en la muerte. Los médicos llevaron a cabo la matanza en campos de concentración. Los programas de esterilización eugénica y las leyes genéticas sirvieron para inspirar el plan de exterminio nazi.

Comments from readers

Sister Lidia Lidia Valli - 06/06/2017 10:05 PM
May our Lord help us to defend any life, and to recognize Him as our creator. May our Lord help us to be courageous in defending any type of lives, especially if ill or with limitations.

Let's Talk Blog

Meet the Bloggers