Parishes | Schools | Priests | Masses |
More in this section MAIN MENU

Jóvenes hispanos descorchan el vino de la Fe

En ambiente relajado, con comida y bebida, comparten temas de formación cristiana

Líderes de los grupos juveniles de diversas parroquias de la Arquidiócesis de Miami compartieron temas de formación cristiana, en un taller patrocinado por la Pastoral Juvenil Hispana de la Arquidiócesis y efectuado el Día de la Candelaria, el 2 de febrero.

Fotógrafo: DANIEL SHOER ROTH | LVC

Líderes de los grupos juveniles de diversas parroquias de la Arquidiócesis de Miami compartieron temas de formación cristiana, en un taller patrocinado por la Pastoral Juvenil Hispana de la Arquidiócesis y efectuado el Día de la Candelaria, el 2 de febrero.

Para cerrar la reunión realizada en los salones de la parroquia Our Lady of Guadalupe, los asistentes mantuvieron un momento de silencio y rezaron.

Fotógrafo: DANIEL SHOER ROTH | LVC

Para cerrar la reunión realizada en los salones de la parroquia Our Lady of Guadalupe, los asistentes mantuvieron un momento de silencio y rezaron.

MIAMI | Con la meta de responder a los desafíos de la evangelización y capacitar a jóvenes comprometidos para transformarse ellos en verdaderas escuelas de discipulado de Jesús, la Pastoral Juvenil Hispana de la Arquidiócesis de Miami patrocinó un taller donde líderes de agrupaciones parroquiales evocaron el sublime momento cuando sintieron a Cristo a su lado por primera vez.

“Hoy vamos a tratar de recordar el amor primero”, les exhortó el P. Alejandro López-Cardinale, presidente de la Red Católica Nacional de Pastoral Juvenil Hispana, al invitarlos a renovar ese compromiso de contacto divino para posteriormente transmitirlo a los compañeros de sus parroquias. El testimonio personal, subrayó el clérigo, es “el mecanismo más poderoso de evangelización”.

El encuentro, titulado “Faith Uncorked” o “Fe Descorchada”, hizo honor a su nombre, pues los jóvenes compartieron vino, cerveza y bocados ligeros. En primera fila (de izq. a der.): Olga Pérez, Ricardo Castillo, Lynn Hane y Zulay Carvajal, feligreses de la Iglesia Santa Barbara, en Hialeah.

Fotógrafo: DANIEL SHOER ROTH | LVC

El encuentro, titulado “Faith Uncorked” o “Fe Descorchada”, hizo honor a su nombre, pues los jóvenes compartieron vino, cerveza y bocados ligeros. En primera fila (de izq. a der.): Olga Pérez, Ricardo Castillo, Lynn Hane y Zulay Carvajal, feligreses de la Iglesia Santa Barbara, en Hialeah.

En el encuentro, efectuado el Día de la Candelaria en los salones de la parroquia Our Lady of Guadalupe, los participantes reflexionaron sobre el significado de ser discípulo cristiano en el mundo actual, a la luz de las virtudes teológicas de la fe, la esperanza y la caridad. El goce interior derivado de las dinámicas realizadas fue reforzado por la degustación de una sabrosa copa de vino o una cerveza fría. Al fin y al cabo, el evento para mayores de edad se llamó Faith Uncorked o Fe Descorchada.

“La idea de estos encuentros, que han calado en muchas diócesis de Estados Unidos, es compartir, alrededor de la comida y la bebida, temas de formación cristiana que se conecten con la vida de los asistentes, usualmente líderes de grupos juveniles de parroquias que buscan formación alterna y pueden llevar esta formación a sus grupos de apostolado”, explicó el P. López-Cardinale, coordinador de programas hispanos de RENEW International.

Por su parte, Krysthell Castillo, coordinadora de la Pastoral Juvenil Hispana de la Arquidiócesis y miembro del grupo Caminando con Cristo de la iglesia Santa Bárbara, señaló que el objetivo de esta primera actividad del año organizada por su oficina, es promover, además del intercambio de ideas, la unión intergrupal de los núcleos juveniles más allá de las parroquias.

“La idea es la integración de los grupos, que se conozcan; que no crean que sólo están sus grupos de jóvenes, sino que hay más grupos, y que deben salir de sus zonas de confort”, afirmó.

Siguiendo la línea programática de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium del Santo Padre Francisco, el tema debatido en el animado conversatorio profundizó en el discipulado; en “cómo volver a la primera experiencia nuestra, la primera llamada de Jesús, y de ahí cómo el Señor nos está llevando a un ministerio con los jóvenes”, agregó el sacerdote de origen venezolano radicado en Nueva Jersey.

El trabajo de Jesús instruyendo a aquel pequeño grupo de hombres judíos en la Galilea –y especialmente los principios que empleó– fue ilustrado mediante la proyección de un documental doblado al español. La cinta testimonial, "Dust", revela el modelo de pastoral que han de emprender los animadores juveniles en aras de llevar la Palabra de Dios a sus iglesias y obtener resultados exitosos en la continuidad de sus agrupaciones para adolescentes o adultos jóvenes.

Motivados por el vivificante mensaje de la película, los creyentes fueron divididos en pares y encomendados a narrarse mutuamente la primera experiencia sagrada de unión con Dios. JoEmma Vomvolakis, directora de los grupos para jóvenes de Our Lady of Guadalupe, se armó de valor para compartir, colmada de emociones, su tierno testimonio con todos los asistentes. Su primer amor con Dios, señaló, se manifestó a través de los sacramentos.

A los 16 años, en Guadalajara, México, durante una confesión, sintió que “realmente me estaba hablando Jesús a través del sacerdote. No es que escuchara yo al sacerdote, sino que Jesús mismo me estaba hablando. Fue tan poderoso que cambió mi vida. Son probaditas de lo que Dios nos da”, relató entre sollozos.

 

Desde la izquierda, María Acosta, Wendy Bravo y Elaine Ureña, líderes del grupo Voceros de Cristo de la parroquia St. Agatha, en Miami, asistieron al encuentro buscando lineamientos para atraer más jóvenes católicos al seno de la Iglesia.

Fotógrafo: DANIEL SHOER ROTH | LVC

Desde la izquierda, María Acosta, Wendy Bravo y Elaine Ureña, líderes del grupo Voceros de Cristo de la parroquia St. Agatha, en Miami, asistieron al encuentro buscando lineamientos para atraer más jóvenes católicos al seno de la Iglesia.

La actividad resultó de gran riqueza espiritual, expresó Vomvolakis posteriormente. “A veces uno se enfoca tanto en lo que está haciendo desde el punto de vista intelectual –precisó– que se te olvida el aspecto del enamoramiento; de ese primer amor del que nos hablaba el Padre y que me hizo estar tan pegada a Dios”.

Son testimonios como el suyo los que ayudarán a retener y atraer más miembros a los grupos juveniles parroquiales, comunicándoles esas experiencias de transformación. En la narrativa de sus vivencias, el P. López-Cardinale recomendó a los líderes incorporar cuatro elementos: “¿Cómo eras tú antes de? ¿Cómo fue el encuentro? ¿Qué pasó en ese encuentro? ¿Cómo soy ahora?”.

La conclusión fue palmaria: solo con jóvenes enamorados de Cristo, que se sienten elegidos, amados y enviados, podrá prosperar la misión de la pastoral juvenil hispana en cada rincón de la Arquidiócesis de Miami. Como discípulos, podrán ser profetas de esperanza y proclamadores de la libertad verdadera.

“Este tipo de evento es revolucionario”, comentó José Castillo, feligrés de 25 años de la parroquia St. Louis. “El solo hecho de que se anuncie que habrá vino y cerveza –no que se va a formar un caos– atrae, porque como jóvenes, buscamos algo diferente. Tenemos que usar herramientas modernas en la evangelización”.

Latest News

Feature News

Parish News

School News

Sports

Columns

Statements